Opinión

Tras los huesos de la política, como si fueran despensas

HISTORIAS Y AVENTURAS...

Por  Rosario Oropeza

Después de la tempestad vendrá la calma. Gracias al gran creador del universo, hemos pasado el tercer trago amargo en nuestra salud.

Jajaja, ¡nomás reparten despensas, y ahí está el manchón de gente arrebatando! No quieren saber de dónde vienen ni qué contienen, lo importante es aperingar una, o si se puede más, una bolsa de mandado nunca estorba.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Y nuestros políticos son así, no tienen llenadera y el hueso nunca rechazan, y si tiene mucha carnita, mejor.

Son muchos y muchas quienes ya se están apuntando para aparecer en las boletas electorales del próximo 6 de junio de 2021. Habrá nuevo o mismo gobernador, diputados y alcaldes, y a quien le pregunte, sea del partido que fuese, responden igual: “Si mi partido y el pueblo así lo deciden, ahí estaré”.

Se rumora que Chuy Vizcarra ya se apuntó por Morena en su última oportunidad para la grande, y hace unos días escuchamos a la diputada morenista Graciela Domínguez Nava expresar: “Bueno, yo estoy cumpliendo mi tarea en el Congreso, mas si la gente cree que le puedo seguir sirviendo en cualquier trinchera y mi partido me considera, bla bla, no puedo decir que no”.

Es lo mismo. Señor, señora, que no le digan, que no le cuenten: los del PRI, los de Morena y los demás son iguales, no les alcanzan las despensas, no tienen llenadera… ¡Qué golpe tan duro!

 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo