Opinión

¡Viva la jefa o doña Josefina! Pifias del Grito

HISTORIAS Y AVENTURAS...

Por  Rosario Oropeza

Nos preparamos para llevar una vida de miel, pero no es así, nos enfrentamos a la sal y a la hiel, que amargan y nos dejan una gran lección.

El Grito de Dolores nos remonta a la noche del 15 de septiembre de 1810, cuando el cura Miguel Hidalgo y Costilla llamó a sus feligreses a levantarse en armas contra la Nueva España para abolir la esclavitud, e iniciar la guerra de Independencia.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Cada año, el 15 de septiembre es motivo de celebración para recordar este acontecimiento, y se hace desde Palacio Nacional, en cada estado y municipio de la patria, solo que esta vez será distinto; antes lo ideal era que las plazas estuviesen a reventar, hoy se quiere que no vaya tanta gente.

Y muchas pifias se han acumulado a lo largo de la historia, como aquella del gobernador de Aguascalientes, Carlos Lozano de la Torre, quien en 2014 expresó: “ ¡Viva Miguel Hidalgo y Costilla! ¡Viva doña Josefina Ortiz de Domínguez!”.

Enrique Peña Nieto, en su último Grito de presidente, se quedó tieso y no ondeó la bandera y se ganó una rechifla; o en las escuelas que escogen a niños de primaria para que den el Grito, dicen: “Vivan los hédoes de la Independencia, viva Hidalgo, viva Modelos, viva tu jefa” [sic].

Y acá entre nos, también hay quienes han dicho: “Señor presidente, ondee la bandera”, “Sí, nomás la jondeo y le parto la cabeza a los que están abajo”; u esta otra: “Si no fuera por el de atrás, ya nos hubiéramos muerto” (a sus espaldas había un mural del cura Miguel Hidalgo)… ¡Qué golpe tan duro!

 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo