Opinión

2 de febrero, día de la Candelaria, y una buena tamaliza

HISTORIAS Y AVENTURAS...

Por  Rosario Oropeza

Con todo y austeridad, varios políticos de Sinaloa de viaje por España, ojalá y que el beneficio sea para todos y no solo de recreo y ganancia personal.

Quilá, sindicatura del municipio de Culiacán, se viste de fiesta cada día 2 de febrero con motivo de honrar a la patrona del lugar, la Virgen de la Candelaria, cuya historia se remonta a la época prehispánica, situación similar se lleva a efecto en otros lugares del mundo y de nuestro país.

Con esto concluye una serie de celebraciones entre paganas y religiosas que inician en diciembre y terminan el 2 de febrero, aunque luego sigue el carnaval.

Según la tradición, el 2 de febrero es cuando se presenta al niño Jesús ante la iglesia, después de que el 6 de enero, comparten la rosca y los regalos con los Reyes Magos, y toda mujer que da a luz, como María, debe ser bañada con candela, por eso el origen del día de la Candelaria.

La costumbre nuestra es por ello, que a quienes el 6 de enero comparten la rosca y les toca un monito, deben invitar la famosa “tamaliza” acompañada con atole de champurrado, pues se supone que ellos son los padrinos.

Los tamales, producto del maíz cocido en una olla de barro, representan a una mujer embarazada y resultado de la cosecha que nos ofrece la tierra, además de que es una tradición que se remonta a nuestros antepasados.

Así es que ¡echénle tamales y champurrado pa festejar a la Candelaria!... Mañana será otro día, y a ver hasta cuándo empezamos la dieta… ¡Hay tamales, pásele, pásele!, ¡Que golpe tan duro!...

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo