Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

SEIS AÑOS AL SERVICIO DE LOS LECTORES

EMPRESAS DE ÉXITO
Avatar del

Por: Óscar Fosados

Hoy 11 de agosto se cumplen seis años de publicarse esta columna cada lunes, lo que me hace sentir muy contento, orgulloso, honrado, y gratificado, por contar con la preferencia de ustedes, que se dan la oportunidad de leerme y comentarme. Mi principal objetivo es brindarles temas que les sirvan en la superación profesional, laboral y personal, en sus trabajos, empresas, y vida diaria.

Mi agradecimiento infinito también a El Debate por permitirme expresar en sus páginas y esperando que sea por muchos años más. Mi pasión por comunicar mis conocimientos y experiencias, y por ayudar a los demás, es infinita e inagotable.

Hablar de temas que inviten a la superación personal, al triunfo, y al éxito, no resulta fácil si no se cuenta con ese compromiso férreo de ayuda y de servicio, con el único interés de colaborar, impulsar y despertar las ganas y los sueños que sabemos son el camino del éxito y la felicidad. Esta es mi misión, ayudarlos a triunfar y a ser felices.

Si todos deseáramos el bien a los demás, y cooperáramos con nuestra ayuda, seguramente viviríamos en un mundo exitoso y feliz. Es por ello, que todos los días debemos hacernos el propósito de ayudar a los demás, de participar, de cooperar, de hacer con excelencia lo que nos corresponde hacer, para que al final del día podamos decir con satisfacción plena que hemos tenido un día exitoso.

Todos tenemos la capacidad de ser exitosos, sólo necesitamos enfocar nuestra pasión de servir hacia todo lo que hagamos, tomando en cuenta con disciplina todo lo que es correcto y permitido. A continuación les comparto algunos consejos que un servidor pone en práctica para tener días exitosos:

1. Amar, y sentir una pasión inmensa, por lo que nos gusta hacer, y que es nuestra principal cualidad, capacidad o habilidad.

2. Respetar todos los procedimientos de lo que hacemos, aunque contenga pasos difíciles, monótonos, y tediosos.

3. No brincarnos pasos ni reglas. No hacer trampas, ni engañar a los demás, ni engañarse a sí mismo. Tolerar a nuestros compañeros de trabajo y ayudarlos de buena manera en lo que podamos.

4. Dar consejos y críticas constructivas, siempre con el fin de hacer un bien, sin imponer ni manipular a nuestra conveniencia o favor.

5. Levantarnos en la mañana con una sonrisa y dar gracias a Dios por un día más, pensando que sólo cosas agradables nos sucederán, y que en todo nos irá muy bien.

6. Dar gracias a Dios por tener una familia, aun si tenemos a alguien enfermo, discapacitado, o con algún problema grave. Agradecerse a sí mismo por todo lo logrado, obtenido, y adquirido; por el lugar en que se habita, y por las cosas que se posee y que nos hacen pasar momentos agradables.

7. No tener pensamientos negativos ni desagradables. Y si se tienen, tratar de espantarlos y suplirlos por soluciones, o por otros que nos hagan olvidar las cosas malas y desagradables.

8. No hablar mal de los demás. Cuidar las palabras que utilizamos, sobre todo cuando emitimos juicios y críticas. No decir chismes, ni mentir. Ser amigable.

9. No involucrarse en chismes ni meterse en problemas.

10. Obedecer reglas ciudadanas y sociales comunes, aunque no se esté de acuerdo con algunas de ellas.

11. Cumplir en tiempo y forma con compromisos.

12. Ser disciplinados y ordenados, sobre todo en nuestro trabajo y en la vida que compartamos con alguien más.

13. Vivir con sencillez y humildad. Controlar las envidias y el egoísmo. No aparentar ser lo que no se es.

14. Ofrecer disculpas cuando no pudimos cumplir con algo, y remediarlo oportunamente.

15. Ser amable, servicial, cortés, siempre dar nuestra mejor cara a los demás, aun en momentos tristes y difíciles.

16. Amar la vida y cada uno de sus detalles. No amargarse, mejor alejarse de todo lo que no nos permita sentirnos bien.

17. Amarse y respetarse a sí mismos. Cuidarse para no enfermarse.

18. Desistir y no hacer cosas que sabemos de antemano nos harán algún daño.

19. Conducirse con rectitud respetando a los demás.

20. Tener siempre en nuestro pensamiento que hemos venido a esta vida a ser felices, y que sólo de uno depende nuestro éxito.

En este quinto aniversario de mi columna les obsequio estos consejos y los invito a ponerlos en práctica todos los días para que tengan, no sólo días exitosos, sino toda una vida de éxito.

Me siento muy afortunado e inmensamente bendecido por tener la oportunidad de serviles con mis columnas. Muchas gracias a todos.