Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Saldo: el menos malo

GUASAVE

Le ganó lo rojo a la presunta "blancura" que se aspiraba en Semana Santa que ayer concluyó en Guasave, al menos hasta la hora de esta entrega, con cinco muertos y un saldo de poco más de 20 lesionados.

Sin dejar de asumir que, aun cuando hubieran sido menos las víctimas, pues toda pérdida humana resulta lamentable, el hecho de que los decesos alcanzaran casi la media docena, pudiera decirse finalmente, el saldo, si no barato, resultó el menos malo en comparación al de otros municipios.

Y es que dado los impresionantes tumultos concentrados en los principales balnearios, el excesivo tráfico de vehículos en carreteras de acceso, los abusos en el consumo de bebidas espirituosas, a lo que habría que añadirle el desparpajo conductual de miles de paseantes, cuanti no denegó en mayores tragedias durante el periodo vacacional.

Como regularmente sucede por estas fechas, establecer controles y garantizar la seguridad de no menos de 100 mil visitantes, para las autoridades del ramo, es una tarea si no imposible, titánica, en vista de que los elementos asignados a la vigilancia no representan ni el uno por ciento de los diablos sueltos que de domingo a domingo atiborraron los centros de recreo.

Ahora bien, de las cinco muertes registradas, dos de ellas asesinadas, dos más por accidente y la otra de un menor ahogado en un canal, sólo la de este, siendo objetivos, se puede relacionar con el intenso movimiento vacacional.

De hecho, producto de los impropios estados de ánimo que campean por estos días, en playas y centros recreativos, sólo se produjeron algunos incidentes, los más graves fue la frustrada violación de un menor y el intento de linchamiento del presunto autor, así como un tránsito baleado y uno más agredido a golpes.

Pero bueno, para fines contables, hayan o no estado directamente vinculados a la actividad vacacional, los cinco decesos, los 21 heridos y demás incidentes se incluyen dentro de la jornada de pachanga que se vivió en Guasave.

Por supuesto todos los acontecimientos en los que se involucraron muertos y heridos, golpeados y atropellados, implicó sin remedio para las autoridades no poder acreditar lo que para ellas hubiera significado un galardón a la eficiencia de los operativos que se pusieron en marcha.

Barruntos de conflicto.- Apenas acaba de salir de un problema laboral el gobierno local y parece estar abriendo la puerta a otro, ahora con el Sindicato de Trabajadores a su servicio, del que pudiera ser artífice el síndico procurador Juan Luis De Anda, quien pretende auditar sus finanzas.

El asunto que pudiera ser el punto de quiebre en las relaciones de ambas partes, que no han sido muy cordiales, estriban a decir de su dirigente, no en la idea de fiscalizar la caja de ahorros a la que el Ayuntamiento aporta determinada suma anual, sino a los modos que como buen panista "mocho" que se asume con pureza política, aplica en sus actitudes.

Finalmente, Alejandro Pimentel, dice son datos que puede tener mediante un pedimento en la oficina de Acceso a la Información y no como cree, aplicando criterios lineales que el Sindicato no va a permitir.

Por el momento hay un emplazamiento a huelga de trámite para renovar el contrato colectivo de trabajo y cuya negociación puede verse obstaculizada por las -en opinión del líder sindical- torpes y habituales conductas políticas de Luis De Anda y meter en una nueva dinámica que afecte el buen gobierno de Armando Leyson.