Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

San Memo…rable empate

MI PUNTO DE VISTA

¡Qué partido, amigos!

Si la selección nacional hubiese jugado la eliminatoria hexagonal de la misma forma como encaró a Brasil, tendría más adeptos que confiaran en el grupo para llegar más lejos de lo que muchos, incluyendo cuerpo técnico y jugadores, presupuestaron.

Pero nunca es tarde.

Mire usted que arrebatarle un punto al anfitrión y gran favorito no fueron enchiladas. Y no sólo eso, nos atrevemos a señalar que hasta pudo habérsele ganado.

Pero vamos a analizar el resultado con más prudencia, porque para ser sinceros, las mejores oportunidades las tuvo Brasil, quien encontró no en la defensa azteca, sino en el arquero Memo Ochoa, el muro más difícil con el que se haya topado la verde-amarela en muchos desafíos.

Ochoa, cuestionado por analistas televisivos respecto a si merecía ser o no el titular de la selección en esta Copa del Mundo, se convirtió en la gran figura del tricolor salvando al menos en cuatro ocasiones su cabaña y evitando esa derrota cantada hasta por el propio seleccionador, quien previo al Mundial pronosticó que se le ganaría a Camerún, se perdería con Brasil y empatarían con Croacia.

El arquero del descendido Ajaccio en la Liga francesa estuvo espectacular. Sus intervenciones paliaron la anémica ofensiva azteca donde Gio Do Santos, Oribe Peralta y mucho menos el deteriorado "Chicharito" pudieron aportar. Ninguno se constituyó en peligro para el arquero Julio César.

Memo y sus atajadas le pusieron la cereza al pastel en este empate. Digamos que lo más grandilocuente del encuentro se vivió en el área chica del cuadro mexicano con el exportero del América, quien llegó al Mundial sin un equipo del cual presumir, pero que seguro esa actuación ya estará moviendo a más de algún club en hacerse de sus servicios.

Se jugó bien, no cabe duda. Se aprobó un examen y un obstáculo con categoría. Pero no por eso vamos a echar las campanas al vuelo, señores. Lo más difícil, después de Brasil, está en camino.

Chatos. Por otra parte, Brasil ha demostrado en estos dos compromisos (venció a Croacia 3-1) que dependen prácticamente de lo que haga Neymar, la estrella del Real Madrid en la Liga de España.

No es el Brasil contundente, arrollador, espectacular y del "jogo bonito" al que nos acostumbraron selecciones cariocas anteriores.

Brasil no tiene esa calidad de estrellas del pasado que inspire respeto. Jugando de la manera como lo hizo contra México podría estar sentenciando que no llegará muy lejos, y tal vez ni cruzar la línea de la segunda ronda, donde podría toparse con Holanda, Chile o España, si es que estos últimos consiguen el milagro de clasificarse después de esa goleada que recibieron el viernes.

Los brasileños tienen muchas dudas. De otra manera habrían pasado sin problemas sobre México, al que históricamente han dominado en Copas del Mundo y de quien siguen sin admitir goles en cuatro desafíos dentro de esta justa.

Podemos dar por descontado que derrotará a Camerún y avanzará, mientras que México tiene, con este resultado, asegurado al menos jugar al empate contra los croatas.

--

Ayer Dios me permitió escribir estas líneas; hoy sólo Él sabe si podré hacerlo de nuevo.