Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

¿Santificamos el domingo?

Por: José Martínez Colín

Para saber. ¿Por qué el domingo es el día del descanso? La Biblia nos dice que después de la creación, el Señor contempló cuanto había hecho, se alegró, y bendijo el séptimo día y lo hizo sagrado. A ello nos conduce el tercer Mandamiento. El domingo es un día para agradecerle a Dios su creación. Por ello, para los cristianos, el centro del día del Señor, el domingo, es la Eucaristía, que significa “acción de gracias”. Ese día, en unión con Jesucristo durante la Misa, aclamamos: “¡Gracias Señor por la vida, por tu misericordia, por todos tus dones!”.

Para pensar. A finales del siglo 3, el emperador Galerio prohibió toda manifestación de culto. En el norte de África la policía imperial sorprendió a más de cincuenta personas, hombres y mujeres, en una casa celebrando la Santa Misa. Se han conservado las actas con los interrogatorios. Un preso preguntó al emperador: “¿Por qué nos azotas? No somos ni ladrones, ni asesinos; cumplimos la ley de Dios”. Galerio objetó: “No hay ley más que la mía”. Pero le replicó el cristiano: “Sobre tus leyes están las Leyes del único Dios verdadero”. El emperador, encolerizado, mandó que lo encerraran en la cárcel dejándolo morir de hambre. Un joven le dijo: “Yo soy discípulo de Cristo; me llamo Emerico y mía era la casa donde se celebró la Santa Misa”. El emperador le preguntó: “¿Por qué lo permitiste?” Emerico contestó: “Porque nosotros los cristianos no podemos vivir sin la Santa Misa”.

Para vivir. El Papa Francisco nos previene para no dejarnos llevar por un falso descanso de pura diversión, sin tiempo para Dios. Hay que saber vivir una vida hermosa y esta se tiene cuando el corazón se abre a la Providencia y se descubre lo que dice el salmo “Solo en Dios está el descanso de mi alma” (62: 2).