Selecciona tu región
Opinión

Hacia una política pública de Gobierno digital integral en Sinaloa

SUSTANCIA SIN RETÓRICA

Por Saúl Lara Espinoza

-

La época en que vivimos actualmente, se le conoce como Cuarta Revolución Industrial, dentro de la que se sitúan las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC´s); las cuales requieren aprovecharse al máximo posible en todos los ámbitos, especialmente en la Administración Pública en sus procesos de gestión para brindar servicios mucho más eficientes y de calidad en beneficio de toda la población o usuarios del servicio público.

Para ello se requiere, entre otras múltiples cosas, poseer mucha creatividad y conocimiento técnico en diversas áreas, no únicamente en el ámbito informático, sino también combinando la experiencia teórica y práctica de la gestión administrativa.

Esto último requiere conocer a plenitud las funciones legales y el flujo de todos los procesos. Para ello, además, debe existir mucha disciplina investigativa y creativa. No contemplativa.

Igualmente, exige un sólido equipo multidisciplinario de personal altamente experimentado y bien calificado. No solamente de “políticos noveles” que en ocasiones hasta el final de un sexenio empiezan a aprender y se les ocurre innovar, a veces con el único propósito desesperado de repetir en la próxima gestión gubernamental. Al contrario, se necesita desde un principio tener una idea clara y precisa del área correspondiente y del diseño de una política pública, cuya parte sustantiva sería un Gobierno Digital Integral en Sinaloa, con un carácter descentralizado, verdaderamente amigable y confiable.

Lo anterior con el único propósito de que se preste un servicio genuinamente eficiente y de calidad a favor de la ciudadanía.

Se trata de aprovechar al máximo los sistemas informáticos y los avances tecnológicos en la materia; como, por ejemplo, con el uso de blokchain –de gran potencial y múltiples aplicaciones–, con el cual se pueden resolver muchos de los problemas técnicos que se suscitan cotidianamente en la administración pública de Sinaloa, dentro de la cual es menester aprovechar las TIC´s con tres características mínimas esenciales.

Por un lado, que sea de índole integral. Esto es, todo un sistema bien articulado y armónico. Por otro, que sea muy amigable; es decir, de facil acceso para todo mundo, en el cual el usuario no necesite ser un experto en informática. De tal manera que la gente de “a pie” lo comprenda facilmente, se familiarice rápido con él, y no sienta temor ni inseguridad alguna cuando esté frente a un dispositivo o aparato para realizar una aplicación que requiera, ya sea a través de una computadora, Tablet o teléfono móvil, y, finalmente, que sea totalmente confiable en el que se brinde la máxima seguridad a todos los usuarios.

Con ello, adicionalmente, se disminuirían los costos por pago de derechos; se ahorraría tiempo; se evitarían enormes filas, y la “cultura de propinas” indebidas, muy usuales en nuestro país.

Todo esto, también implicaría la reducción considerable de tanto personal y, por consecuencia, menor gasto corriente y mayor inversión en infraestructura o en proyectos productivos que tanta falta hacen por doquier en esta etapa de disciplina financiera.

También se trata de que tengamos una mayor y genuina transparencia, sin necesidad de andar deambulando en la gestión de información pública, en la que observamos con cierta frecuencia –dicho sea de paso– que no se respeta auténticamente el principio jurídico de máxima publicidad, a pesar de que existen ciertos organismos exprofesos para custodiar supuestamente el derecho a la información que, lejos de ser útiles a ello, suelen dedicarse más a lo arcano que a transparentar, en lugar aportar para generar una mejor ciudadanía, y con ello un Gobierno y una democracia de calidad.

Finalmente, diría que con la política pública que aquí proponemos, se mejorarían sustancialmente los estándares del servicio público en todos los órdenes y dimensiones, y se avanzaría enormemente contra la corrupción, en el mandato del próximo gobernador Rubén Rocha Moya; con lo cual, se avanzaría exponencialmente en el camino de la 4T que hoy se pregona.

Síguenos en