Opinión

Las circunstancias del 2021 no serán las mismas a las del 2018

SUSTANCIA SIN RETÓRICA

Por  Saúl Lara Espinoza

Aspectos del proceso para votar.(Foto ilustrativa El Debate)

Aspectos del proceso para votar. | Foto ilustrativa El Debate

El simple hecho de que hoy no se encuentran en la titularidad del Poder Ejecutivo Federal, ya sea el Partido Revolucionario Institucional (PRI) o el Partido Acción Nacional, ni poseer estos la mayoría en el Congreso de la Unión, las circunstancias políticas el próximo proceso electoral serán totalmente distintas a las de 2018, año en que la mayoría del pueblo mexicano se encontraba harto de tanto latrocinio y saqueo asqueroso de nuestra riqueza nacional, merced a muchísimas y abusivas reformas a nuestra Ley Suprema de la Unión, al endeudamiento escandaloso suscitado durante todo el régimen neoliberal, y a la venta fraudulenta o ventajosa de infinidad de empresas del Estado, el empobrecimiento de la inmensa mayoría del pueblo mexicano, la escandalosa corrupción, y el enriquecimiento de unos cuantos, entre otras atrocidades en los gobiernos de Miguel de la Madrid Hurtado, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo Ponce de León, Vicente Fox Quesada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, de cuyas respectivas decisiones todavía estamos padeciendo los mexicanos; como por ejemplo, el famoso Fobaproa, el cual tradujo la deuda privada en deuda pública que todavía estamos pagando los contribuyentes cumplidos, no los consentidos que se les condonaban miles de millones de pesos en perjuicio de la Hacienda Pública.

En cambio, hoy se gobierna a favor de los grupos más vulnerables, del pueblo raso y se está combatiendo la corrupción como nunca en la historia de México. Aunque los beneficiarios y voceros del viejo régimen se hallan desquiciados porque hoy no son los consentidos del régimen de Andrés Manuel López Obrador. Tan es así, que se encuentran muy enojados, cuan infantes consentidos que se les quita la mamila en pleno proceso alimenticio.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Contrario a ello, ahora en el Gobierno de la 4T está apoyando directamente alrededor de 24.5 millones de personas de carne y hueso que fueron abandonadas por esos gobiernos durante el régimen neoliberal. Ello se hace a pesar de las adversidades generadas por la pandemia del virus SARS-COV2, causante de la enfermedad llamada COVID-19, cuyos adversarios al Gobierno actual se sienten hasta felices por ver tantos decesos que ha generado en nuestro país; fenómeno que seguramente servirá de insumo a los opositores para redactar y pronunciar los discursos el próximo proceso electoral, como si fuesen animales carroñeros que hacen festín con los cadáveres y el dolor ajeno.

Esos carroñeros, como las hienas y buitres, seguramente también harán festín con la situación económica adversa, propiciada por las medidas sanitarias adoptadas durante dicha pandemia, como fue la suspensión operativa de las empresas, en el afán de dar prioridad a la salud y vida de los mexicanos. Aunque sabemos que la mayoría de los burgueses que creen tener sangre azul, dueños de las grandes empresas, y que son adictos solo a las ganancias, sin importarles para nada el bienestar de los trabajadores y sus familias.

En otras palabras, lo único que les interesa a dichos carroñeros es solo el lucro, como si se fuesen a llevar su dinero y demás activos al otro mundo cuando se vayan del mismo.

Esas son las circunstancias que hoy se visualizan para el próximo proceso electoral de 2021, las cuales serán aprovechadas por los que hoy forman parte de los partidos opositores como son el PRI y el PAN, así como sus respectivos partidos satélites.

Lo bueno de hoy, es que la inmensa mayoría de los ciudadanos, gracias a las redes sociales, están bien informados, y de que los medios tradicionales -que no se han actualizado-, y que continúan en su afán de mentir y confundir, dejaron de ser creíbles, pues su manera de comunicar ya no convence a nadie, aun a quienes no posean títulos profesionales o grados académicos, sino guiados estos por el sentido común.

De tal manera que hoy vemos circunstancias muy distintas al 2018, en cuya contienda electoral, Morena pregonó como eje central de su campaña la anticorrupción que, gracias a las acciones concretas llevadas a cabo contra ella, están quedando al desnudo y a la intemperie el PRI, el PAN y el PRD.  

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo