Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Se abolió el modelo neoliberal y se regresa al de economía mixta con AMLO

SUSTANCIA SIN RETÓRICA

Por: Saúl Lara Espinoza

En plena campaña política presidencial, en este mismo espacio, sustentados en el examen de los discursos de los cinco candidatos a la titularidad del Poder Ejecutivo de la Unión, sostuvimos que estaban en disputa dos tipos de modelos económicos: el neoliberal y el de economía mixta.

El sistema neoliberal, conforme a las características de sus discursos, ideología y perfil de los candidatos, señalamos que estaba representado por José Antonio Meade, Ricardo Anaya, Margarita Zavala y Jorge Rodríguez Calderón, el Bronco.

En lo que respecta al modelo de economía mixta, con base también en las características discursivas, ideológicas y del perfil personal, ubicamos a Andrés Manuel López Obrador, hoy presidente de la República. 

En efecto, si examinamos de manera elemental los discursos de los candidatos presidenciales a la luz de las teorías económicas, encontramos en ellos dos modelos: 1) El del libre mercado y, 2) El de economía mixta.

En el modelo económico de libre mercado –conocido también como neoliberal–, se observa que una de sus características esenciales es que este minimiza la intervención del Estado en la economía. De donde se explica la desincorporación de decenas y quizá de centenas de empresas estatales, suscitada principalmente en la década de los ochenta y principio de los noventa aquí en México. Ello con la asunción de tres tecnócratas en el poder político: Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo Ponce de León.

Dentro de ese proceso de desincorporación, están las llamadas empresas paraestatales, tales como, por ejemplo, Telmex, canal 13 de televisión –hoy TV Azteca– y la Conasupo, entre otras muchas. Y también de donde se explica la reforma energética que permite la venta de bienes de la nación, como el petróleo.

De tal manera que con la adopción del modelo neoliberal o de libre mercado, se elimina el esquema constitucional de economía mixta. Este último modelo económico operó en México hasta el régimen de José López Portillo.

En diciembre de 1982, con Miguel de la Madrid Hurtado, inició el proceso de cambios legislativos de una economía mixta a una de corte neoliberal, que fue religiosamente operada por los sucesivos gobiernos a cargo de Ernesto Zedillo, Vicente Fox Quesada, Felipe de Jesús Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

El modelo neoliberal, hay que decirlo, es muy voraz y se adapta más a los intereses de la oligarquía nacional y extranjera, así como a las políticas dictadas por los organismos internacionales, tales como por ejemplo, el Banco Mundial y la OCDE, que a las necesidades sociales y humanísticas del pueblo.

El padre del llamado modelo neoliberal de economía, fue Friedrich von Hayek, quien postuló el “Estado mínimo”, adoptado en nuestro país desde hace treinta y seis años, y convertido en la ‘religión’ del Partido Revolucionario Institucional en todo ese tiempo que, con ello, por cierto, se canceló de los discursos políticos del PRI la palabra revolución, apartándose así, en los hechos, de sus orígenes e ideales, desde el gobierno de Miguel de la Madrid Hurtado hasta al de Enrique Peña Nieto. Es decir, el neoliberalismo dio inicio desde el 1 de diciembre de 1982 y concluyó el 30 de noviembre de 2018. Este modelo económico se instauró durante 36 años, sin importar las necesidades sociales y humanísticas, sino sólo los intereses de los grandes potentados nacionales y extranjeros, merced al cual se generaron saldos muy negativos en contra de la inmensa mayoría del pueblo mexicano.

A partir del discurso de toma de posesión del presidente Andrés Manuel López Obrador, se visualiza el regreso a la economía mixta y, probablemente, a la aplicación de un nuevo modelo económico estabilizador para México, que dio muy buenos resultados a favor de la inmensa mayoría del pueblo, el cual, por cierto, se inscribe en los postulados teóricos del británico John Maynard Keynes, cuya principal apuesta de éste es la inversión pública de la economía.