Opinión

Se alarga la lista de despidos

Por  Jorge Luis Lozano

Siete funcionarios de primer nivel han dejado la Administración municipal que encabeza el alcalde morenista Luis Guillermo Benítez Torres. Eso equivale a casi la mitad de su gabinete de funcionarios de primer nivel. 
El primero fue el gerente de la Junta Municipal de Agua Potable, Quel Galván, quien dejó el cargo en medio de una campaña de ajuste a empresarios e industriales de la ciudad a quienes se les acusaba de robarse el agua potable. Pero este último mes suman seis los funcionarios que han caído en la sacudida que el munícipe está dando a su equipo de trabajo: Óscar Blancarte, de la Dirección de Arte y Cultura Municipal; Luis Antonio Aguilar Colado, director jurídico municipal; Víctor Sainz Sánchez, director de Planeación;David Librado Díaz, subdirector administrativo de Seguridad Pública; y Ricardo Olivo, secretario de Seguridad Pública.
A ellos se le sumó ayer la directora de Comunicación Social del Ayuntamiento, Martha Mendívil.
Esta última se despidió escuetamente de los representantes de los medios de comunicación a través de la cuenta oficial de WhatsApp. No hubo explicaciones; sin embargo, horas antes el alcalde hablaba de problemas familiares de la funcionaria, sin confirmar su salida definitiva del Ayuntamiento. 
Otra versión había corrido en los últimos días, y hablan de que Mendívil ya había presentado su renuncia debido a la presión que estaba generando un grupo de funcionarios fuertemente identificados con el panismo, quienes intentaban abrir espacios laborales en la Administración morenista. 
La versión no es rara. En los últimos meses, a lo largo de los pasillos del Ayuntamiento se escuchan voces que se quejan por un trato déspota que se deriva desde la presidencia municipal. 
El alcalde niega una crisis en su gobierno, pero la percepción es diferente.