Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Se buscan esas vidas desaparecidas

NUESTRA OPINIÓN CULIACÁN
Avatar del

Por: Redacción

Se buscan. Son los casos de 235 vidas, su estatus es: desaparecidos. En algún lugar habitan o en algún lugar descansarán sus cuerpos, la duda sigue en el aire para aquellos que los procuran, las familias y amigos que no descansan hasta saber la verdad. Según el reporte de la Comisión Estatal de Derechos Humanos en Sinaloa (CEDH), desde 2006 esta cifra es la que define al estado de Sinaloa. Los números de la violencia aumentan pero qué hacer cuando estos se refieren a los desaparecidos. La zona centro es la más afectada, pues es aquí donde se reportan la gran mayoría de los casos. Es fácil recordar los más recientes, como el de "Rosita", la contadora Rosa Esthela Anzures Jacobo, cuyos niños y familiares la buscan y su rostro se ha unido a los cientos de rostros que se buscan a través de mantas que llenan la ciudad. También el de los tres jóvenes de la colonia Villa Verde, Saúl Morales, Luis Armando Corvera y Martín Guadalupe Camacho, quienes desde aquella fiesta de junio de 2013 están extraviados; y entre otros tantos, el hijo de la señora Sandra Luz, Édgar Guadalupe García Hernández, también figura entre quienes aún no se tiene luces de ellos.

Entre alertas Amber y otros reportes, esta capital y el resto de las ciudades se tornan en un foco rojo que no debe ser desatendido. La autoridad, como señala Derechos Humanos, no responde, y debe hacerse y mantenerse una exigencia ciudadana para encarar la cifra aún más alarmante, la de los cero localizados, la de cero investigación. En el tema legislativo sólo se ha avanzado en añadir el término de 'desapariciones forzadas', pero no en la creación de una ley sobre tales casos, como la que propuso tal Comisión. Sigamos esta búsqueda, sigamos con estos llamados hasta encontrar estas vidas que nos faltan.