Selecciona tu región
Opinión

¿Se desbarranca la alianza?

OJO INDISCRETO

Por Tomás Chávez

-

En Ahome, el dirigente del PAN, Ariel Aguilar, criticó acremente al PRI hasta que logró romper la alianza opositora para ir solos en la competencia por la alcaldía, pero eso no es todo, llegó el momento en que el mismo líder estatal Juan Carlos Estrada tuvo que salir a poner en marcha el plan B, son ejemplos claros de los problemas de confrontación que enfrenta “Vamos por México” y que amenazan con desbarrancarla antes de la elección del junio próximo.  

En este ambiente de descalificaciones se antoja difícil que los priistas vayan a votar a favor del candidato a diputado Agustín Peña y que los panistas muestren mucho empeño en la campaña a favor del candidato a gobernador Mario Zamora Gastélum.

Todavía más, en el ámbito estatal, el dirigente Jesús Valdés trabajó para ser él el candidato y ahora se ve relegado a la candidatura de una lejana diputación federal pluri. Más cuando el PRI y el PAN han sufrido fuertes desgajamientos de grupos que ya antes estaban descontentos porque se sentían marginados. 

Leer más: Aún no hay cierre de candidaturas comunes para alcaldías: Juan Carlos Estrada

La puntilla sicológica para los priistas y panistas lo constituye el reparto nacional de candidaturas pluris, donde el presidente y la secretaría general del PRI, Alejandro Moreno y Carolina Viggiano, se preocuparon más por colocarse en los primeros lugares en las listas para garantizar que llegarán al congreso, sin importarles la suerte de corra la alianza. Sacan a relucir dinosaurios e impresentables como Rubén Moreira y Pablo Gamboa.

En el PAN “no tocan mal las rancheras”, por pactos con México Libre, de Felipe Calderón, o por instrucciones de los empresarios que son los que dicen que van a financiar las campañas, se coloca en las listas pluris a Margarita Zavala, Gabriel Quadri, Santiago Creel, Carlos Romero y a Cecilia Romero. Con el pretexto de la alianza, ahora no hubo convención nacional, las candidaturas las resolvieron en familia, en el consejo permanente de la comisión nacional.

En el PRI ya saltó una corriente, encabezada por el exgobernador de Oaxaca Ulises Ruiz, a exigir la renuncia de “Alito” Moreno, por haber repartido las candidaturas entre parientes, socios y prestanombres”, igual en el PAN reclaman que no se cumplió la promesa de dar espacios a gente nueva. Ambos partidos se juegan su sobrevivencia y si sus dirigentes no juegan bien sus cartas pueden ir directo a la derrota. El PRD no pinta, ni vale la pena ocuparse de él. Se cruzan apuestas.

Leer más: Agustín Peña recibe constancia como candidato a diputado federal por el distrito 02 de la coalición Va por Sinaloa

Popurrí. Los excesos siempre son malos: mientras que el PRI y El PAN cerraron por completo la posibilidad de participación de la militancia y de la ciudadanía, en Morena se fueron al otro extremo, al abrir indiscriminada mente los registros a candidatos, de tal manera que ya se convirtió en una romería, con aspirantes que no tienen ningún mérito, con “changos mecateros”, presumiendo que se registraron para competir por la alcaldía, por las diputaciones y por lo que caiga.

Covid-19. Por las claras violaciones a las normas de sana distancia, la atención de los sinaloenses estaba puesta en la Serie del Caribe que acaba de concluir, ojalá y no dispare mucho el número de contagios en Mazatlán.

Síguenos en
Más sobre este tema