Selecciona tu región
Opinión

Se equivoca Cuen al insistir con su alianza con Morena

En el Blanco

Por Fernando Zepeda

-
audima

Se equivoca Cuen. Permanecer como aliado de Morena dañará más al Partido Sinaloense. Con el cese de su líder y fundador, Melesio Cuen, como secretario de Salud, el PAS tendrá que operar en adelante solo. Cuen se equivoca nuevamente al anunciar que su estrategia estará en la Ciudad de México. Menciona que hay acuerdos firmados con el líder nacional de Morena, Mario Delgado, en lo que fue la alianza política del año pasado y las posiciones que le corresponderían al PAS al ganar los morenistas.

Cuen peca nuevamente de ingenuo. Si cree que Delgado irá en contra del gobernador Rubén Rocha Moya, se equivoca rotundamente. Si cree que alguien más del CEN de Morena saldrá en su apoyo, se equivoca. El Partido Sinaloense y su líder, Melesio Cuen, ya fueron condenados por Rocha Moya y por Morena. ¿Entonces? Si Cuen, por estrategia política continúa picando piedra en Morena, tendrá que ver que el daño es mayor que el beneficio que se pueda alcanzar. Ayer en la conferencia de prensa ofrecida por Cuen, se le percibió tibio en sus declaraciones. ¿O fue por temor? ¿O fue por prudencia política? No sabemos.

Pero argumentar que Rocha Moya desde la campaña ya sabía sobre las denuncias que existían, una contra el compañero periodista Luis Enrique Ramírez (que asegura fue retirada), y la otra contra Tere Guerra, colaboradora columnista y actual titular de la Secretaría de la Mujer. Y que incluso el tema lo platicó con Rocha Moya y que además le pidió apoyo para que los sentara juntos a Guerra y a él, el único efecto que tiene es que la circunstancia fue aprovechada por el gobernador para deshacerse de una vez por todas de su secretario de Salud. El tibio posicionamiento de Cuen lo único que pudiera buscar es hacer más tersa su salida de Morena. Y eso, sinceramente lo afecta políticamente a él y al PAS. Y si no, al tiempo.

¿Qué pensarán los militares? Que el presidente no se indigne por la forma en que son tratados por la delincuencia los elementos militares. No es novedad. Pero que desde la mañanera haya declarado ayer que hay cuidar a los integrantes de bandas, “porque son seres humanos”, indigna a cualquier ciudadano. El presidente pareciera no darse cuenta que los criminales asesinan, vejan, extorsionan e intimidan a los ciudadanos de paz. Y no reciben castigo alguno. Las bandas criminales no respetan al Ejército, la Marina y la Guardia Nacional porque le han dado la instrucción de no molestar a los criminales. El Ejército y la Marina, instituciones de las más queridas y respetadas por los mexicanos, hoy tienen soportar lo que los están obligando a hacer.

Contradicciones. El subsecretario de Seguridad en el país, Ricardo Mejía, aseguró que los actores del crimen del compañero periodista Luis Enrique Ramírez ya estaban identificados. La fiscal en Sinaloa, Sara Bruna, aclaró que no se deben adelantar posibles resultados. Mejía adelantó que “con los indicios que hay, no hay ningún elemento que haga presumir que este homicidio esté vinculado a su actividad de carácter periodístico”. Atentos por lo que intenta sembrar el Gobierno. Ya lo hizo con las dos periodistas asesinadas en Veracruz.

Síguenos en