Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Se impone la legalidad

NUESTRA OPINIÓN CULIACÁN

Tarde, pero finalmente parece que el gobierno municipal, que encabeza Sergio Torres Félix, aplicará el cero tolerancia al acusado de haber ocasionado el accidente en el fraccionamiento Providencia, donde al menos dos decenas de personas resultaron con alguna lesión.

Desafortunadamente, tuvieron que pasar cuatro días para que el secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal diera la cara e informara con claridad el proceso que se lleva a cabo contra el señalado como el responsable del siniestro, pero lo más importante, que hayan revelado el nombre de este personaje, ya que la secrecía con el que habían manejado el caso despertó sospechas de protección por parte de las autoridades municipales.

Esto es una muestra más de que la administración de Torres Félix carece de asesores calificados en materia de seguridad, ya que las decisiones o posturas asumidas en diferentes temas nunca han sido las acertadas, y al final terminan por dar su brazo a torcer.

Pero quien de plano se escondió y no quiso dar la cara fue Francisco Javier Martínez Ramírez, director de Tránsito Municipal, que de plano dejó que sus jefes enfrentaran el problema cuando él es el responsable directo de este tipo de incidentes, tanto Sergio Torres, como Héctor Raúl Benítez deben tomar cartas en el asunto, para que no vuelva a repetirse.

Y ante la falta de acuerdo entre las partes involucradas en el accidente vial, la bolita ahora está en la cancha de la Procuraduría General de Justicia del Estado, ya que el caso fue turnado al Ministerio Público, quien deberá de investigar y analizar todas las pruebas presentadas para aplicar la ley en contra del responsable de este múltiple percance vehicular, y en caso de seguir sin acuerdos, el caso llegará hasta los juzgados.