Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

¿Se la creemos a los Cerveceros?

EL RINCÓN BEISBOLERO

Arranque. Se fue el mes de Abril y volteando uno a las Grandes Ligas, se ve que el mejor equipo lo fue, sin duda, los Cerveceros de Milwaukee, cuadro que fue capaz de ganar 20 juegos y tomar una inesperada ventaja en la división central de la Liga Nacional. Nadie que le acercara.

La novena dirigida por Ned Yost fue la grata revelación del incipiente calendario ligamayorista. Nada para echar las campanas al vuelo porque, ya sabe usted, le restan cinco largos meses al rol regular, así que esto apenas comienza.

Que si se comenta es porque los Cerveceros son seguidos en México con atención porque con ellos están dos lanzadores nativos, Yovani Gallardo y Marco Estrada, integrantes ambos de la buena rotación abridora que luce el equipo junto al sorprendente Kyle Lohse, Matt Garza y Wily Peralta.

Ya que hablamos de pitcheo, ni quien pensara que el venezolano Francisco Rodríguez terminaría este primer mes con trece salvados. Ahí aplica eso de que se han visto muertos cargando baldes.

Y por si fuera poco, los Cerveceros tienen de regreso al "arrepentido" Ryan Braun que ahora tomando nada más choco-milk y jugos frutsi, tuvo un Abril de .318, seis jonrones y 17 producidas.

Usted estará de acuerdo que fue un buen mes para el equipo. ¿Suficiente como para creérselas?

Movimiento. Nadie que se llame sorprendido porque en la Liga Mexicana de Beisbol el arranque de los Toros de Tijuana fue con tono perdedor. Un mes de actividades y apenas nueve triunfos a cambio de 16 derrotas. No, no son coleros, gracias a que los Rieleros de Aguascalientes han estado peor.

No debe haber sorpresa porque a Tijuana llegó un roster como el de los por ahora desaparecidos Petroleros de Minatitlán que de sí, traían etiqueta y tradición perdedoras. La directiva de los Toros lo sabían y además, de que su capacidad de maniobra era muy limitada. Lograron algunas adiciones con gente de experiencia, optaron por algunos extranjeros probados pero de origen, se sabía que no será un 2014 fácil.

Bajo esos antecedentes, extrañó que hayan nombrado mánager a Mario Mendoza, a quien el miércoles despidieron tras los malos resultados. Y nos extrañó porque a nuestro ver, recibiendo el roster que recibieron, lo más lógico era apostar a que se conservara a Jesús Sommers como timonel, en razón de conocer al personal desde sus días en Minatitlán y tener como primera opción de reemplazo al guaymense.

Ahora las cosas van en camino inverso: sale Mendoza y de interino entre Sommers. Todo suena para que en unos días más se anuncie a Carlos Hernández como el nuevo mánager, según los enterados vía filtraciones.

Ruido. Podría decirse que Alex Cabrera le puso "ruido" de más al asunto de su positivo en el antidoping en LMB. Mire que eso de acusar que se trata de una maniobra de Robert Mansur, de una especie de venganza porque no firmó con los Diablos Rojos del México, hace que el vaso de leche se convierta en licuado.

Estas declaraciones se dan cuando aún se está a la espera de que se sepan los resultados de la famosa "prueba B" que el propio Cabrera solicitó y que de origen levanta suspicacias porque si lo hizo, es porque cree ser totalmente inocente.

Aquí el tema corre por dos vías: por un lado, el presunto rigor de las pruebas que realiza la LMB y a las que no pocos conceden la etiqueta de "infalibles"; por el otro cachete, la posibilidad, que muchos ven nulas, de que esa infalibilidad falle y con ello, a la LMB le llegue un torpedo justo a la línea de flotación. Que si la "B" sale negativa, no vea la de dudas que se levantará de aquí en adelante.

Y ya ni hablar de la tercera vía, que ya entró en juego: según Cabrera, le están inventando un "positivo" porque le quieren cobrar venganza. Una bola de nieve que a ver hasta dónde se detiene.