Opinión

Se prevén cambios

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL
Avatar del

Por: Redacción

A nueve meses de la administración de la alcaldesa Liliana Cárdenas Valenzuela ya prevé unos cambios en su gabinete. Si bien es cierto dice sentirse contenta con el esfuerzo y el resultado que han venido ofreciendo en bien del municipio, la realidad es que para la alcaldesa es momento de revisar y hacer un recuento de las áreas en las que se piensa mover.

Los funcionarios de primer, segundo y tercer nivel, no tienen seguro sus lugares debido a que en análisis que pudiera llevar a cabo arrojará resultados que sin duda están a la vista y al silencio de muchos, áreas en donde su posicionamiento es de membrete y es poco el esfuerzo que se realiza por moverse de la oficina como pudiera ocurrir en el área de la coordinación de ecología, que sin duda la falta ser dirección lo limita pero cuando se quiere rendir un esfuerzo extra por el trabajo se realiza.

El análisis que ofrezca a cada una de las funciones y acciones que emprenden los actuales empleados de confianza del ayuntamiento de Salvador Alvarado, los ha de inquietar si creían que ya tenían garantizada la "chamba" por tres años están equivocados, porque la mentalidad de la única presidenta mujer en el estado de Sinaloa, es dejar a Salvador Alvarado como uno de los mejores al final de su trienio, función que hasta el momento ha venido realizando con paso fuerte y con el entero compromiso hecho con la sociedad alvaradense.

Con este resultado habrá que reconocer que hay de dos sopas, los que se dieron un golpe en la frente creyendo que sentados iban a recibir sus laureles, cuando el tesón de la autoridad en el municipio es el esfuerzo y el trabajo duro, y por otro quienes han adoptado estas acciones como parte de su actividad diaria y que hoy en base a sus resultados esperan brincar a otras opciones en la vida política. Por lo que claro está que habrá quienes se van por que quieren irse y otros porque aunque sus deseos no son moverse, tendrán que salir por la falta de resultados.