Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Se recrudecen diferencias interaccionistas de Comercial Mexicana y versión de que venden

TIEMPO DE NEGOCIOS

Después de 2007 nada volvió a ser igual en Comercial Mexicana. A finales de ese año se rompió la racha de crecimiento que esta tienda creada en 1930 por Antonino González Abascal traía de años atrás y que la posicionaba entre el segundo y tercer lugar en el sector del retail.

Ese año a la compañía le estalló la crisis de los derivados, que la llevó a enfrentar un profundo descrédito, la quiebra y una deuda cercana a los 23 mil millones de pesos que la postró todo 2008, 2009, 2010 y 2011, años que aprovecharon sus principales competidores para crecer.

Fue hasta noviembre de 2012 cuando la empresa que preside aún Guillermo González Nova anunció la liquidación de su deuda total, tras haber concretado cinco meses antes la venta de 50% de participación que tenía en Costco, por la que obtuvo unos 10 mil 650 millones de pesos.

Las familias fundadoras se escindieron. José Luis, Javier, pero sobre todo Luis Felipe González Solana, hijos de Jaime González Nova, cuestionaron duramente el manejo de su tío, Guillermo, pero sobre todo el de su primo Carlos González Zabalegui.

Hijo de Carlos González Nova a su administración se le atribuye el perverso juego especulativo financiero con los derivados desde 2006. De hecho los González Solana fueron factor clave para la venta de Costco. Su postura siempre ha sido la de vender la compañía.

En agosto de 2012 le reportamos en esta columna los rumores que corrían en algunas corredurías de Nueva York y México sobre la intención de vender Comercial Mexicana. Eran consistentes con la liquidación de la deuda que arrastraba cuatro años atrás.

Le comentamos que un postor era Grupo Chedraui, la cadena veracruzana que encabeza Alfredo Chedraui, que venía creciendo a pasos agigantados mientras Comerci cada vez se achicaba más. Las versiones eran alentadas desde entonces por esos diferendos interaccionistas.

Pues de nueva cuenta la versión de una supuesta venta de la Controladora Comercial Mexicana empezó a circular desde finales de 2013, alimentada en buena medida por las mismas diferencias de los principales accionistas, algunos de los cuales ya quieren retirarse.

Ayer le reportaba justamente que afloraron durante el último consejo de diciembre, donde los González Solana manifestaron su intención de aprovechar el gran valor que tiene aún la empresa en el mercado, a pesar de lo rezagado que se está quedando frente a sus competidores.

Y es que la brecha frente a los demás cada vez se va ahondando. Hasta el tercer trimestre de 2013 sus ventas eran de 35 mil 144 millones de pesos, lejos de los casi 48 mil millones de Chedraui y aún más distantes de los 76 mil 326 de Soriana, la de Ricardo Martín Bringas.

Para el mismo lapso las ventas de Walmart, que preside Scot Rank, se ubicaron en la friolera de los 297 mil 319 millones de pesos, con todo y que 2013 y particularmente diciembre no fueron nada positivo para este grupo estadounidense.

Durante los primeros nueve meses del año que recién concluyó Comercial Mexicana abrió apenas solo tres nuevas tiendas, mientras que Chedraui aperturó 13, Soriana 44 establecimientos y Walmart 113 más, sin contabilizar los que abrió en Centroamérica.

Al cierre del tercer trimestre Comerci contaba con 200 unidades, lo que lo acercó un poco a Chedraui, que a su vez registró en el mismo periodo 248, Soriana con 638 y el líder Walmart dos mil 99.

En materia de inversiones la historia no cambia mucho: Comerci destinó mil 254 millones de pesos de enero a septiembre, en tanto que Chedraui mil 807 millones y Walmart nueve mil 104 millones de pesos.

En esa tesitura habrá que estar pendientes de lo que pudiera suceder en el corto plazo en torno a una de las empresas insignias de nuestro país.

Venderán Aeromar

Y ya que hablamos de ventas, le puedo confirmar que Marcos Katz sí tiene la intención de desprenderse de Aeromar, que desde el año pasado dirige Fernando Flores. Como le informé este lunes, el empresario está reorganizando sus negocios y busca concentrarse en el rubro energético donde opera con mucho éxito Química Apollo. Va aprovechar las oportunidades de negocios que plantean los cambios constitucionales en la operación de Pemex. Aeromar ya no encajaría en su visión de largo plazo. La línea aérea tiene varias fortalezas. Apunte unos 400 slots en el aeropuerto de la Ciudad de México, una base de mantenimiento ahí mismo y una bien consolidada operación en mercados regionales.

Slim tras Atizapan

Le adelantaba ayer que la SCT de Gerardo Ruiz Esparza inició el proceso de licitación de la vía Atlacomulco-Atizapan. Se estima que el contrato rondará los cuatro mil millones de pesos y que Pinfra, de David Peñaloza, es uno de los más interesados porque ya tiene concesionada la autopista México-Toluca y el año pasado le acaban de autorizar una ampliación hasta Paseo de Tollocan. Pues bien, otro muy interesado es Carlos Slim que a través de IDEAL, que conduce Alfonso Salem, opera el Arco Norte, que pretende hacer sinergia con la Atlacomulco-Atizapan. Las ofertas se entregan en principio el 14 de febrero próximo y están inscritos no 28, sino 31 empresas.

El ISSSTE adjudica

El ISSSTE, de Sebastián Lerdo de Tejada, adjudicó en diciembre a Sí Vale un contrato por unos mil millones de pesos para el manejo de los vales de despensa. El acuerdo es por un año. Lo curioso es que la propuesta más baja fue la de Easyvale, de Hugo Villanueva, firma que incluso ya había ganado. La presión de Prestaciones Universales, que dirige José Antonio García, fue tanta que el proceso se tuvo que reponer a favor de esta última, que también en diciembre fue adquirida por la francesa Groupe Cheque Déjeuner. El negocio de los vales se va poner interesante en 2014.

Abilia toma castillo

Una de las operaciones inmobiliarias relevantes al cierre de 2013 fue la compra del famoso Castillo de Artigas. Se trata de un edificación medieval que incluye un predio de aproximadamente cien mil metros cuadrados frente a Rancho San Francisco Pueblo de San Bartolo, en la delegación Alvaro Obregón. La propiedad era de Francisco Artigas y dicen que mucho antes perteneció al desaparecido Carlos Hank González. La adquirió María Asunción Aramburuzabala vía su empresa Abilia, que dirige Guillermo Buitano. La intención es desarrollar ahí departamentos de lujo.

Tras la automotriz

Le refería lo cuesta arriba del panorama en la minería no solo por los nuevos impuestos sino por la inseguridad física y jurídica, donde un factor de riesgo es la relación laboral con el sindicato de Napoleón Gómez Urrutia. Fíjese que una industria que igual lo ve como una amenaza es la automotriz. El líder en el exilio está fortaleciendo lazos con la poderosa UAW (United Automobile Workers), mediante la no menos influyente United Steel Workers, que preside Ken Neumann y que lo tiene arropado en Vancouver. No lo pierda de vista.

[email protected]