Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

¿Sé transmitir la fe?

Por: José Martínez Colín

Para saber. Como es tradición, el día de la fiesta del bautismo del Señor, el Papa bautizó y esta vez fueron 34 recién nacidos. El papa Francisco se dirigió a los papás: “Traerlos al bautismo es el primer paso del deber que tenéis de transmitir la fe… lo cual solo se puede hacer en dialecto de la familia, en el dialecto del papá y de la mamá, del abuelo y de la abuela… después los catequistas explicarán la fe, pero no os olvidéis: si en casa no se habla este lenguaje del amor entre los padres, la transmisión no podrá hacerse. Vuestro deber es transmitir la fe pero hacerlo por el dialecto del amor”.

Para pensar.  Diego, un niño mexicano de 8 años cuya fe en Jesús sacramentado transformó la realidad de su familia marcada por problemas de maltrato, alcoholismo y miseria. Sucedió en Mérida, México, que el niño Diego escuchó “que si se apuntan en la madrugada, Jesús bendecirá cien veces más”, y se apuntó a las 03:00 a. m. Le dijo a su madre: “Quiero que papá deje de tomar, deje de pegarte y dejemos de ser pobres”. Primero lo acompañó la mamá y después su papá. “Al mes de ir, el papá dejó de tomar, dejó de pelearse con la mamá y dejaron de ser pobres. Por la fe del pequeñito de 8 años toda la familia se sanó”, afirmó el p. Patricio.

Para vivir. Ese “dialecto” familiar es importante, porque para transmitir la fe, no bastan las palabras, se requiere hacerlo con amor a Dios. Así como hay gran diferencia entre hablar de un personaje histórico o hablar de la propia madre. Además, ese “dialecto” implica “hablar” con el ejemplo, vivir la fe. Propongámonos con el Señor ser más sencillos y sinceros.