Opinión

Seguridad Pública en México (parte 3 de 3)

SUSTANCIA SIN RETÓRICA
Avatar del

Por: Saúl Lara Espinoza

La Gendarmería es únicamente una división de la Policía Federal, no tiene nada que ver con la Guardia Civil Nacional que diseñé y entregué al presidente de la República en los Pinos, el día 24 de febrero de 2009, y que el 6 de marzo del mismo año presenté a lo que fue la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno federal, a través del grupo de asesores que mencioné en la parte 2 de esta breve serie de tres artículos.

En efecto, al revisar el Programa Nacional de Seguridad Pública 2014-2018, publicado en el Diario Oficial de la Federación, el 30 de abril del año en curso, se observa dentro de sus objetivos, que dicha Gendarmería sólo constituye una división de la Policía Federal, enunciándose como "un cuerpo de apoyo al control territorial que permita reforzar la atención a zonas con alta presencia de grupos de la delincuencia organizada, con mayores índices de violencia y con debilidad institucional para contenerla."

Acotando el citado programa gubernamental, en el mencionado objetivo específico, que dicha división policial "extenderá gradualmente sus funciones a la vigilancia de instalaciones estratégicas, aeropuertos y puntos fronterizos prioritarios."

Así que la famosa gendarmería anunciada con bombo y platillo por el presidente Enrique Peña Nieto, el pasado 22 de agosto de este mismo año, no tiene nada de particular ni de extraordinario, como tampoco vendrá a resolver el profundo y complejo problema de inseguridad pública en México. Mucho menos irá a la parte etiológica del fenómeno de la criminalidad, es decir, a las causas generadoras de los delitos. Es simplemente algo cosmético y mediático (simplemente fuerza de tarea), como son la inmensa mayoría de las cosas que se diseñan, enuncian e instrumentan en este país por los tres órdenes de gobierno.

Conviene recordar que, previamente – 10 de diciembre de 2012 –, el mismo presidente de la República, en el marco de la sesión extraordinaria del Consejo Nacional de Seguridad Pública, dio a conocer la creación de una "Gendarmería Nacional", cuyos primeros diez mil elementos apoyarían las tareas de seguridad en municipios con mayor debilidad, como parte de una "nueva política de Estado en materia de seguridad y justicia", aunque en la práctica nada tiene que ver con una política de esa naturaleza, ya que hoy hemos constatado que sólo se trata de una simple división de la Policía Federal, y que a casi dos años de haberse anunciado, sólo salen con 5 mil elementos (el 50% de los anunciados hace casi dos años), y parte pequeña de ellos (350 elementos) fueron estrenados el pasado 27 de agosto en Valle de Bravo, del Estado de México, concretamente a la zona de El Pinal de Marquesado y Cerro Gordo, lugares a los que la burguesía política y empresarial del centro del país tiene sus residencias de descanso, a las que suelen ir con cierta frecuencia los fines de semana; mientras que la mayoría del pueblo mexicano tiene enormes carencias y muchísimos de ellos se está muriendo literalmente de hambre.

slarae@hotmail.com