Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Semana Santa y el pasaje del joven de los clavos en la puerta

HISTORIAS Y AVENTURAS

Sinaloa es tierra pródiga, llena de bellos paisajes y de muchas tradiciones, convivir en sana paz es lo mejor que nos puede suceder.

¿A qué huelen estos días? A Semana Santa, a viento fresco, a suave brisa, a días de asueto, a mariscos, a capirotada y a torrejas, a paseos en lancha, a levantarse tarde; pero también a reflexión.

Y es que el verdadero sentido de la Semana Santa radica en la celebración de la pasión, muerte y resurrección de Jesús de Nazaret; por ello muchas personas, según su fe, se refugian en los templos para recordar este acontecimiento divino, aunque la mayoría se va de paseo a los lugares de recreo.

Los sinaloenses, decía don Alfonso G. Calderón cuando era gobernador de Sinaloa: "Somos mareros", es decir que cuando llegan estos días arrancamos a disfrutar de nuestras cálidas playas y aguas del litoral regional, que es un prodigio.

Sea cual fuere pues, a portarse bien y a cuidarse mucho; y a propósito de la Semana Mayor que está en curso, una reflexión.

Se trata de la historia de un jovencito que era muy rebelde y altanero, de muy mal carácter, enojón, "renegoso", con un genio que no podía controlar.

Su padre le entregó cierto día una bolsa repleta de clavos y le dijo que, por cada vez que perdiera la paciencia, martillaría un clavo detrás de la puerta; en la primera ocasión fueron 37 y después de eso empezó a disminuir, hasta entender que era más fácil controlar su carácter que clavar y clavar.

Llegó el momento en que logró erradicar la ira. Su padre entonces le dijo: "Por cada día que no te enojes, retira un clavo"; y así ocurrió hasta que no quedó ninguno tras la puerta, sólo los agujeros. Ante ello, de nuevo el padre habló con su hijo: "Has trabajado duro, pero ve esos hoyos en la puerta: nunca será la misma. Y así es la vida: cada vez que pierdes la paciencia y ofendes, dejas heridas, y aunque retires lo dicho, las cicatrices se quedan para siempre".