Opinión

Caixinha ya es vidente en el futbol mexicano

FINTA Y...¡GOL!

Por  Sergio Mariscal

Si la buena actuación que brindó Cruz Azul en el juego de vuelta de la fase de cuartos de final para derrotar al América 1-0, marcador que finalmente no le alcanzó para seguir adelante, es el parámetro que tomó su técnico Pedro Caixinha para expresar en una conferencia de prensa que ya están más cerca del título, pues creemos que dicho timonel le quiere quitar la chamba a Mhoni Vidente.

Ver las cosas a futuro como las está viendo de forma tan certera el timonel de la Máquina para nuestro gusto es hacer castillos en el cielo, porque si un club quiere ser protagonista en el torneo mexicano debe mostrar la regularidad  desde el inicio, como lo ha hecho hasta la fecha el León y quien todavía, de ninguna manera, ya tiene en su poder el título, pues le falta solventar la semifinal y la serie final.

No basta con jugar bien un encuentro o bien tener una buena racha como la tuvieron los cementeros en el rol regular, porque bastó tan solo tener una pésima actuación en el juego de ida ante los americanistas para sellar su eliminación.

Y sentimos que mientras el Cruz Azul no logre alcanzar esa consistencia desde el inicio de la temporada hasta el final, dudamos de que pueda hacerse realidad la visión que tiene Pedro Caixinha para convertir en campeón la próxima temporada a su equipo.

Ahora viene el turno de la semifinal, en la que se repetirá el clásico norteño entre Monterrey y Tigres, que volverá a convertir a Nuevo León en un volcán en plena erupción  y el choque entre el poderoso León y el campeón vigente, Águilas del América. Ya los Panzas Verdes hicieron ver muy mal y en su propia cancha a los de Coapa, veremos si mantienen el dominio o bien los pupilos de Miguel Herrera se sacan la espina. 

Pero la verdad lo que más deseamos de la siguiente etapa es de que el espectáculo deportivo sea de emociones, goles y calidad, porque  en los cuartos, salvo el León, que mostró contundencia, los otros tres frentes se resolvieron para Tigres, Monterrey y América por su mejor posición en la tabla, más no porque fueran superiores a sus respectivos oponentes.

Cuidado.  El árbitro será el único facultado para suspender un partido en caso de que se den situaciones que vayan en contra de salvaguardar primeramente la integridad física de los jugadores. Esto viene a colación por lo que sucedió el fin de semana anterior en el campo uno de Sagarpa, durante la celebración de un juego de la categoría Platino entre UAS-VO y Negris FC. Resulta que cuando apenas transcurrían 13 minutos de la primera mitad, se rompió una manguera de agua  en la portería norte que provocó un  gran charco en toda su área chica. A como pudieron, los jugadores resanaron el daño a medias y el silbante Ramón Osuna decidió continuar el encuentro que afortunadamente terminó en sana paz. En nuestra opinión muy personal y aunque la calentura de todos los protagonistas es de seguir jugando, hubiera suspendido el partido, porque siempre debe estar primero la salud y más cuando ya está sesentón.