Opinión

Dos peces dorados en el once ideal del Ascenso MX

FINTA Y...¡GOL!

Por  Sergio Mariscal

A pesar del golpazo que sufrieron los Dorados al perder su segunda final consecutiva frente al Atlético San Luis, algo de lo que podemos calificar como positivo para el Gran Pez es que dos de sus jugadores, que son mexicanos, fueron incluidos en el once ideal, el que obviamente fue dominado por el monarca y nuevo inquilino de la Primera División Nacional.

Los nominados en esa formación, que a juicio de la Liga de plata fueron los mejores por sus actuaciones a lo largo de la temporada son: el volante escudo Fernando Arce y el volante ofensivo por izquierda, el mochitense Alonso Escoboza. En lo particular, nos gustó su elección porque en realidad mostraron un nivel competitivo muy parejo a lo largo del calendario, aunque en el caso de Escoboza le costó un poco más de trabajo convertirse en titular en la escuadra dorada.

Por ende, ambos deben seguir para el Torneo Apertura 2019 y la base del plantel que llegó a dos finales en fila, pues ahora con la medida adoptada por la Liga de Ascenso, que los 15 clubes tendrán derecho a buscar un sitio en la máxima categoría, el panorama se tornará más complicado para el escuadrón sinaloense.

Ya que estamos con esta división, el Correcaminos de Tamaulipas inició su pretemporada el día de ayer y los Dorados lo harán el próximo 10 de junio, pero hasta el momento la directiva todavía no dice nada en torno a si seguirá el argentino Diego Maradona y los movimientos que habrán de realizarse con jugadores que llegarán y otros que se irán.

Somos de la idea que cuando un entrenador realiza campañas como las que tuvo en las dos últimas ediciones Maradona, la gente de pantalón largo no debería ni pensar para que siga al frente. Ahora hay que ver si el argentino estará dispuesto a seguir en la Liga de Ascenso o bien su futuro está puesto en la máxima división.

Concurso. Es lo que parece que sucede cuando llega un nuevo técnico a la selección mexicana porque los especialistas que llevan los números de inmediato hacen su vaticinio si podrá superar los triunfos que tuvieron sus antecesores. En el caso de Gerardo Martino, el nuevo timonel del cuadro azteca ya suma dos triunfos en el mismo número de encuentros dirigidos y seguramente esa marca la seguirá aumentando, máxime si se trata de oponentes de bajo pelo. 

Pero la triste realidad es que todos los timoneles que han llevado las riendas del llamado equipo de todos no ha podido llegar a ese añorado quinto encuentro y mucho menos ser el rey de una copa del mundo y eso es lo que todos los mexicanos quisiéramos que sucediera algún día. Sería mucho más preferible que en este nuevo proceso del Tricolor tuviera derrotas en la fase previa antes de llegar al Mundial con equipos grandes y chicos, y que en el torneo oficial fuera capaz de avanzar hasta donde nunca lo ha hecho un representativo nuestro. Eso sí, cuanto triunfo logre en juegos moleros, será cacaraqueado a tope.