Opinión

El Chaco Giménez inicia otra faceta

FINTA Y...¡GOL!

Por  Sergio Mariscal

Como futbolista profesional, el argentino Cristian Giménez, a quien apodan el Chaco, tuvo una brillante carrera en la Primera División de nuestro país y sus años de gloria los vivió con el Cruz Azul.

Hace un par de años decidió colgar los botines y tuvo emotivo juego de despedida, en el cual jugó medio tiempo con las playeras de Cruz Azul y Pachuca.

¡Ya estás suscrito a las alertas de noticias!

Ahora puedes configurar las notificaciones desde la campana

Como un apasionado del futbol, el Chaco Giménez recibió la oportunidad de formar parte de la barra de comentaristas del reconocido programa La última palabra, pero en la edición de la noche del martes pasado le dieron una muy cordial bienvenida de parte de todos sus  compañeros.

Ahora, el nuevo rumbo que tomará la vida del argentino se llama Cancún FC, el equipo de la Liga de Expansión que lo contrató para la primera temporada.

Sí señores, el Chaco Giménez comenzará a realizar sus pininos como director técnico, en donde deberá aplicar en la cancha y con sus nuevos pupilos todo lo que aprendió como jugador.

Dijo no ser improvisado en este tema y que se ha preparado a conciencia para demostrar que también como entrenador puede llegar tan lejos como lo hizo en su faceta de jugador.

Cuando menos, debemos reconocer que el joven técnico de 39 años es una persona muy seria y responsable, cualidades que podrían ser de mucha ayuda en este nuevo trabajo que no es nada sencillo y cuyo éxito depende de los resultados.

Más difícil le tocó todavía a Cristian Giménez iniciar su labor como técnico, ya que Cancún es un nuevo proyecto y tendrá que armar un equipo desde cero, pues los jugadores que integraban a Cafetaleros la mayoría ya cumplieron su contrato o ya no daban la fecha límite para militar en la Liga de Expansión.

Y para nadie es un secreto que el sueño que tiene en mente el Chaco es que algún día le den la oportunidad de dirigir a Cruz Azul, que es el equipo de sus amores, máxime que ahí trata de emular sus hazañas su hijo Santiago Giménez. En colofón, solo el tiempo nos permitirá saber si el Chaco también se convertirá en un gran director técnico.

TRISTEZA. Es la que invade a los futbolistas de la vieja guardia por el lamentable fallecimiento de Leónides “Calayo” Alfaro a los 77 años.

El finado es hermano de otro de los pioneros del futbol culichi, Héctor Cotino Alfaro, e integrante de un familia netamente futbolera.

El Calayo Alfaro en sus años de juventud vistió los colores del equipo de la Universidad Autónoma de Sinaloa y también formó parte del movimiento que le dio vida a la categoría de Veteranos en 1973.

Solo nos resta desearle un descanso eterno a Leónides Alfaro y una pronta resignación a su numerosa familia.

CONSEJO. El virus sigue contagiando a la gente, pero que esto no sea motivo para que entre en pánico y miedo. Creo que la mejor forma de contraatacarlo es con una buena actitud, ejercicio y alimentarse bien. Y cuando pueda, salga de su guarida y mueva su cuerpo. A mí ese consejo me ha caído de maravilla.

REFLEXIÓN: Defiéndete con una sonrisa, ataca con el silencio y vence con la indiferencia.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo