Opinión

La Lázaro se quedó sin sus monarquitas

FINTA Y...¡GOL!

Por  Sergio Mariscal

Así como la desaparición del Club Monarcas dejó triste a todo el estado de Morelia por la tradición que tenía en el futbol de la Primera División de México, también el sector de aficionados sufrió un duro golpe, ya que a nivel nacional tenía muchas escuelitas franquiciadas, las cuales tendrán que desaparecer.

Por cierto, Culiacán fue una de las ciudades afectadas, ya que la escuela de Monarcas que tuvo su sede en la cancha de la colonia Lázaro Cárdenas deberá dejar ese nombre y buscar uno nuevo que muy probablemente será el de Mazatlán FC.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

Es la apreciación más lógica de nuestra parte, si tomamos en cuenta que cuando los Monarcas se cambiaron a Mazatlán también jalaron con sus equipos filiales y la femenil.

Cabe mencionar que el proyecto de la escuelita de Monarcas lo iniciaron hace 20 años los hermanos Machuca, Ignacio y Rubén, y a lo largo de ese tiempo mandaron a muchos jóvenes a probar suerte en las fuerzas básicas del desaparecido Morelia.

También año con año iban a participar a los torneos que organizaba el equipo Morelia con todas sus filiales que tenía en México y el extranjero y que servía para detectar talentos.

En el aspecto social, la escuela de Monarcas sirvió para que la numerosa población que radica en la colonia Lázaro Cárdenas y sus alrededores se integraran más con sus hijos para practicar el futbol.

Lamentablemente el ciclo de la monarquía llegó a su fin en la Lázaro y seguramente se extrañarán los colores amarillos del Morelia y tendrán que acostumbrarse al nuevo uniforme, porque creemos que el trabajo de los Machuca continuará con el cobijo de otro club profesional que podría ser Mazatlán o bien un buen patrocinador.

DESORDEN. Si de algo presume y se le envidia a los Tomateros de Culiacán que participan en la Liga Mexicana de Beisbol del Pacífico es su excelente organización en todos los aspectos, pero en el juego inaugural de la edición 2020 en plena pandemia le falló y en serio su aparato de seguridad interna al permitir que un alcoholizado aficionado armara tremendo escándalo en la zona del centro sin que autoridad alguna lo calmara a tiempo.

El video que ya circula en las redes cibernéticas demuestra la falta de seguridad que presentó en las gradas el primer juego de la naciente temporada en Culiacán e incluso obligó a uno de los propios directivos del club a tener que intervenir para que el exhibicionista dejara de seguir bañándose de cerveza.

Ojalá que esta negativa acción le sirva al cuadro de casa para que refuerce sus medidas de seguridad e impida que seudoaficionados provoquen daño al mismo equipo y sobre todo a la base trabajadora que labora en el estadio y que trata de tener un sustento, luego de tanta inactividad.

Y la verdad, este tipo de dizque seguidores no se necesitan en los estadios y más coraje le tenemos al alegre pisteador, no por el show que dio, sino por el desperdicio de tanta chela que se echó en el cuerpo y tan cara que cuesta.

REFLEXIÓN: Las palabras que no van seguidas de hechos, no tienen ningún valor.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo