Opinión

Ni el cambio de cancha afectó a Panzas Verdes

FINTA Y...¡GOL!

Por  Sergio Mariscal

Pese al viacrucis que tuvo que pasar el León para llegar de su casa a la sede alterna del estadio Corregidora por la famosa contingencia ambiental que se vive en la Ciudad de México, siguieron mostrando su sólido accionar competitivo para vencer 1-0 a las Águilas del América que los coloca a un paso de llegar a la gran final del torneo mexicano.

Ciertamente, la ventaja es buena para los Panzas Verdes; sin embargo, a como se dio el primer round en la cancha queretana de ninguna manera se debe descartar al cuadro americanista, que tuvo oportunidades de gol y hasta le anularon otro en cerrada jugada de fuera de lugar.

Por lo pronto, los dirigidos por Ignacio Ambriz siguen manteniendo su dominio sobre el América en sus últimos siete encuentros sostenidos entre sí y tomando en cuenta que los del bajío no han perdido un solo encuentro como locales, esto quiere decir que son favoritos para finiquitar la serie ante sus aficionados.

Pero en el futbol y, sobre todo en el mexicano, todo pasa, de tal manera que el León no debe confiarse en lo más mínimo frente a un cuadro que es el actual campeón y que está dotado de una buena plantilla de futbolistas nacionales y extranjeros. 

Y a Jorge “Sapo” Cervantes, el símbolo sexual de la vecina sindicatura de Aguaruto, le recordamos que está pendiente una boda. El ya sabe de qué se trata y sabemos que responderá como un verdadero hombre que lleva tatuados los colores americanistas hasta en las uñas de los pies.

El primero. Siguiendo con la liguilla del futbol profesional, esta tarde se conocerá al primer finalista del Torneo Clausura, cuando los Tigres del Universitario de Nuevo León reciban en desventaja de 0-1 a los Rayados del Monterrey.

Creemos que si los Rayados no son capaces de abrir el marcador primero que su oponente, entonces el triunfo le favorecerá a los de casa, pues a pesar de ser un equipo que no cuenta con un futbol de velocidad, si tiene a jugadores de gran calidad y experiencia.

Para nuestro gusto el Monterrey debió haber llegado con una más amplia ventaja al juego definitivo y aunque no está en juicio de duda su capacidad ofensiva, tendrá que jugar un partido muy inteligente para evitar que su rival se crezca ante sus aficionados.

Reencuentro. Nos dio mucho gusto encontrarnos y saludar de nueva cuenta a Óscar “Pimpi” Barajas Cruz, quien forma parte de una familia netamente futbolera y que por cuestiones de trabajo tuvo que emigrar a Canadá. El Pimpi es carnal de los conocidos jugadores Carlos, Antonio, Raúl y Rubén. A todos ellos los conocimos desde que éramos chamacos, cuando vivían por la avenida Guadalupe Victoria. Le reiteramos nuestro saludo a Óscar Barajas, quien la próxima semana regresará a Canadá en donde trabaja en una empacadora de pescado y jaiba. Feliz regreso, amigo.