Opinión

Para exigir hay que cumplir con normas

FINTA Y...¡GOL!

Por  Sergio Mariscal

Nos tocó ser testigos del anuncio que hizo Carlos Octavio Lara Cebreros en el sentido de apoyar al cien por ciento a todos los equipos y ligas que cumplieran con los requisitos de afiliarse al Comité Municipal de Futbol y Afoesac en el pasado mes de diciembre, durante la celebración del tradicional juego del recuerdo que se celebra en la cancha del estadio universitario.

Ese mismo ofertón lo acaba de repetir en días pasados el popular Larry Lara y no llegamos a entender porqué los interesados no saben aprovechar tan magnífica oportunidad de estos beneficios, al no cumplir con sus obligaciones y de paso al momento que se le atraviesan participaciones en estatales o nacionales van y exigen a las autoridades hasta con prepotencia.

Por ejemplo, le vamos a citar nada más el caso de la Liga de Primera Fuerza de Culiacán, el circuito de mayor calidad no ha afiliado a sus 10 equipos en el Comité Municipal de Futbol y ni la mitad a la Asociación Estatal de Futbol y en cambio su directiva ya le está pidiendo hasta para el autobús a la Afoesac para poder tomar parte en el torneo nacional.

Sí, efectivamente esto es cierto, consideramos que dicho circuito, por su jerarquía debería ser más serio y tener todo en orden en la parte administrativa, porque en lo deportivo queda muy claro que en la cancha se ve buena calidad, en la mayoría de los encuentros.

La otra que sabemos es de que hasta la fecha la única Liga que ha cumplido con su afiliación ante el CMF es la Diamante que preside Domingo López, pero no se afiliaron a la Afoesac, algo que seguimos viendo bastante mal, porque un torneo bien organizado debe estar al cien en todos los renglones.

Pero allí está la invitación de Carlos Lara Cebreros, director del Instituto Municipal del Deporte y la Cultura Física a todas las ligas de Culiacán para que regularicen su situación con el Comité Municipal de Futbol y Afoesac y así puedan exigir a tener todo el apoyo de parte de las autoridades.

Temporadón. Es el que redondeó en el calendario regular el cuadro de los Panzas Verdes del León al sumar 41 puntos, la mayor cantidad que ha podido cosechar un equipo en la historia de los torneos cortos del futbol profesional de nuestro país.

Además, los Panzas Verdes son los líderes prácticamente de todos los departamentos habidos y por haber, en prueba del excelente trabajo que ha realizado con dicho escuadrón su técnico Ignacio Ambriz.

Con tan impresionantes números, el León debe ser considerado uno de los favoritos para agenciarse los máximos honores del torneo clausura; sin embargo, se ha visto que los que terminan líderes son siempre los monarcas.

De tal manera que el enrachado cuadro del bajío debe comenzar de cero en la liguilla en aras de seguir mostrando esa consistencia que le permitió convertirse en un histórico del futbol mexicano por su brillantísima temporada en el rol regular.