Selecciona tu región
Opinión

También en 53

Jaque mate

Por Sergio Sarmiento

-

Perdona que te escriba, Andrés Manuel. Sé que estás ocupado, pero son tiempos importantes. Quiero empezar por decirte que no somos tan distintos, tenemos mucho en común: “Yo también nací en el 53 y jamás le tuve miedo a vivir”, como escribió Víctor Manuel basándose en una canción de Andrés Molina. Tú y yo pertenecemos a una generación inconforme. “Yo también crecí con el Yesterday; como tú, sintiendo la sangre arder, me abrasé, sabiendo que iba a perder”. 
Sí, yo también quería cambiar el mundo. El 1o. de agosto de 1968, cuando estaba todavía en secundaria, marché en la manifestación de defensa de la autonomía universitaria que encabezó el rector de la UNAM Javier Barros Sierra y que partió desde Ciudad Universitaria. La marcha se dirigía al Zócalo por Insurgentes, pero se detuvo en Félix Cuevas ante la amenazante presencia de los granaderos en el Parque Hundido. ¿Recuerdas las palabras del rector? Todavía están vigentes: “La autonomía de la universidad es, esencialmente, la libertad de enseñar, investigar y difundir la cultura. Estas funciones deben respetarse. En ningún caso es admisible la intervención de agentes exteriores.”. 
El 13 de septiembre me uní a la manifestación silenciosa que fue del Museo de Antropología al Zócalo. Entendía que era importante cambiar el país y el mundo, pero me di cuenta que el silencio tiene más fuerza que un lema coreado por una multitud. Participaba entonces en la brigada Carlos Marx, formada por alumnos de secundaria del Colegio Madrid, que acudía a la Escuela de Economía de la UNAM y que adoptó Eduardo Valle, El Búho. “El gobierno de este país deberá tener mucho cuidado con aquellos que en 1968 tenían diez, doce o quince años”, le dijo El Búho a Elena Poniatowska en palabras que quedaron plasmadas en ++La noche de Tlatlelolco++. Sí, Andrés Manuel, estaba hablando de nosotros, de nuestra generación. 
Yo entré a la Prepa 8 de la UNAM y al terminar me fui a trabajar a Estados Unidos, donde limpié edificios y paleé carbón. Tú hiciste la carrera de ciencias políticas en la UNAM, aunque tardaste mucho tiempo en completarla. Yo de Chicago me fui a Londres, de Londres a la Ciudad de México, de la Ciudad de México a Toronto, y ahí estudié filosofía. ¿Qué te puedo decir? “Me subí de un salto en el primer tren; hay que ver, en todo he sido aprendiz”. 
Tú te metiste al PRI, yo quise escribir. Cada quien busca transformar el mundo a su manera. Mi primer artículo se publicó en 1971, hace 50 años, y en él protestaba por el halconazo del 10 de junio perpetrado por un gobierno del PRI. Tú llegaste a ser presidente del PRI en Tabasco. “¿Qué te puedo decir que tú no hayas vivido? ¿Qué te puedo contar que tú no hayas soñado?... Yo también nací en el 53 y soñé lo mismo que sueñas tú”. 
Tú has llegado más lejos que yo o que cualquiera. Eres presidente de la República; tienes el poder que tantos ambicionan, puedes cambiar las cosas para bien o para mal. Quiero pensar que actúas de buena fe, que quieres hacer transformaciones positivas, pero en el poder se pierden pronto las proporciones; a veces crees que estás haciendo el bien, pero terminas haciendo el mal. 
“Como tú, no quiero mirar atrás, sé muy bien que puedo volverme sal”. Pero tú tienes obligación de escuchar, de ser tolerante, de entender si ese cambio que estás haciendo es positivo o negativo. Sé que es difícil, pero debes intentarlo, porque estás abriendo heridas muy difíciles de restañar: “Yo también nací en el 53. No me pesa lo vivido, me mata la estupidez, de enterrar un [nuevo] siglo distinto del que soñé”.  
Universidades AMLO ha descalificado al ITAM, al CIDE y a la UNAM. Para él son todas instituciones de derecha. Solo él, y sus universidades Benito Juárez, representan el camino verdadero. O quizá la educación superior es lo que le molesta.

Síguenos en

Mantente informado sobre lo que más te importa

Recibe las noticias más relevantes del día en tu e-mail

Debes ingresar un E-mail valido. Ha sucedido un error en la suscripcion.
¡Tu suscripcion ha sido exitosa!

Suscribirse implica aceptar los términos y condiciones