Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Sería el colmo

NUESTRA OPINIÓN ESTATAL

El presidente de la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado, Gómer Monárrez Lara, propuso ayer la suspensión de las cuentas públicas de El Fuerte, Angostura, San Ignacio y El Rosario por presentar irregularidades administrativas y mal uso de los recursos del erario público.

Las anomalías fueron detectadas por la Auditoría Superior del Estado en la revisión de las cuentas públicas del segundo semestre de 2013.

En base a ello, la citada comisión elaboró el dictamen, cuyo presidente, el diputado local priista, le dio primera lectura en la sesión del Congreso del Estado. La propuesta de suspensión de las cuentas públicas era lógica. Incluso, se vaticina que el pleno del Congreso la avalará en sus términos mañana, cuando vuelva a sesionar para tal fin. No les queda de otra a los diputados locales. Y no por su voluntad de transparencia, rectitud y hacer suya la política de rendición de cuentas, sino porque el saqueo del erario público de esos municipios fue tan descarado que no pueden taparlo.

Incluso, es a tal grado las irregularidades, que debe de exigir que se interpongan las demandas penales contra los responsables, lo que en algunos no se esperaron a esa recomendación porque ya lo hicieron. Ahí está el caso de El Fuerte y Sinaloa municipio, los cuales fueron gobernados por Eleazar Rubio Ayala y su sobrino Saúl Rubio Valenzuela, respectivamente.

En el caso del primero, será la segunda cuenta que le suspendan porque la primera ya se hizo y no se han subsanado las irregularidades.

De hecho, el haberle aprobado la primer cuenta del 2013 a Saúl Rubio y a otros más, pese a la infinidad de irregularidades, le generó críticas severas a los diputados que entraron en el camino del desprestigio. Ahora, parece que no quieren correr el riesgo.

En ese sentido, deben de ser más enérgicos porque si esperan a que regresen el dinero, como el de las autoliquidaciones detectadas ahora en Choix y Mazatlán, como antes en otros municipios, pues vale más que se vayan sentando porque parados se van a cansar.