Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Sexo ilícito

SAPIENZA

Entre 7 mil 500 y 8 mil adolescentes pierden su virginidad cada día en Estados Unidos, y en el proceso muchas serán infectadas con enfermedades sexuales y quedarán embarazadas. La promiscuidad sexual ha ido en aumento en gran parte debido a los programas de televisión y los videos de MTV. También ha contribuido a ello la educación sexual en las escuelas, porque lejos de desalentarlos, una vez que saben los hechos creen estar en control de la situación y se involucran en sexo ilícito con los consiguientes riesgos. Y es que en cuestiones de sexo, como en cuestiones de drogas, una mayor información no previene que la gente se involucre en una u otra cosa. Infinidad de jóvenes han muerto por consumir drogas de todo tipo a pesar de que sabían los riesgos que corrían. Lo mismo sucede con respecto al sexo fuera del matrimonio. Se les ha vendido a los jóvenes la idea de que pueden tener sexo seguro, pero no hay tal cosa cuando se intercambian parejas una y otra vez. Una reportera de The New York Times quiso informarse sobre los efectos que tenía el conocimiento del sexo en el comportamiento de los jóvenes. Para ello organizó una reunión con seis muchachas de 16 años, quienes pudieron relatarle con lujo de detalles todo lo que conocían acerca de la sexualidad, lo cual era bastante. Creían conocer cómo protegerse de las consecuencias del sexo ilícito. El problema con ellas era que a pesar del conocimiento tan detallado que tenían sobre el tema, todas estaban embarazadas. No habían podido impedir caer en aquello que creían poder evitar. Muchachas como ellas, que ejemplifican el caso de muchos millares más, engruesan las estadísticas, pero las estadísticas no muestran que detrás de cada una de ellas hay una historia que generalmente es de tragedia. La tragedia que significa el ir por la vida llevando a muy temprana edad la responsabilidad de un hijo, o el remordimiento o la amargura de practicarse un aborto, pues en uno u otro caso, muy a menudo tienen que enfrentar la situación sin apoyo del hombre que las embarazó, o de sus mismos padres. Las estadísticas tampoco muestran, que al paso de los años, el hijo o los hijos que así engendraron repetirán la historia de su madre, que las más de las veces no sabrá ni podrá encauzarlos por la vida.