publicidad
Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Sí tienen hambre…

LÍNEAS EXTRAÑAS

¡Los tiempos siguen cambiando! , dirían los abuelos. Los que se están muriendo de hambre no son quienes viven en la periferia de cada ciudad, tampoco son los que ganan el salario mínimo, mucho menos son los vendedores ambulantes que para ganarse honestamente el peso deben recorrer kilómetro tras kilómetro. No. Ninguno de ellos tiene tanta hambre, dicen los abuelos, comparándolos con algunos funcionarios públicos de alto y medio nivel, incluso burócratas. "Éstos sí tienen hambre, mucha hambre" –dice un abuelo mientras saca el pañuelo rojo para sonarse-. Lo dicen porque están informados, al menos por lo que los medios de comunicación dicen, que recientemente un servidor público fue acusado de expedir placas para 81 vehículos con documentos falsos, todos a nombre de la misma persona, durante el año 2012. Están informados, también, de otra situación irregular, como el desfalco a los cajeros del Gobierno del Estado, en los que aseguran faltan por lo menos 800 mil pesos, de acuerdo con el director de Inspección y Normatividad, Bernardo Cárdenas, quien también dijo tener ubicado a un trabajador que no realizaba los depósitos del dinero de dichos cajeros. Saben que dos empleadas del Colegio de Bachilleres del Estado de Sinaloa aún permanecen detenidas por el delito de peculado en perjuicio del servicio público, por el supuesto desfalco de más de 8 millones de pesos que fueron emitidos mediante más de 600 cheques, y saben que no se descarta la participación de más personas. Y por si faltara más, los abuelos están enterados que un exsecretario de Salud enfrenta un proceso legal por supuesto desempeño irregular de la función pública. Los abuelos tienen razón: ¡Los tiempos siguen cambiando! Ahora quienes muestran tener hambre, mucha hambre, no precisamente son quienes ganan el salario mínimo.

Hasta el miércoles.

[email protected]