Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Siete días y arrancan

RINCÓN BEISBOLERO

Inminencia. A partir de este martes, quedarán solamente siete para que inicie la temporada 2014 de la Liga Mexicana de Beisbol. Una semana apenas para que arranque la pelota de verano que en esta ocasión, como su mayor novedad, arroja el regreso de Tijuana como plaza que aloja al beisbol profesional. Detalle no menor al cual hay que seguir de cerca.

En la víspera, un panorama en el cual pocos dudan de que los Tigres de Quintana Roo repitan el truco y se cuelen como líderes de la zona sur, mientras que en la zona norte, donde aparecen los ahora Toros fronterizos, la pelea sea a muerte entre al menos cinco de los ocho equipos.

Campaña que se da en un escenario económico complicado pero que no ha frenado la armazón de equipos. Si acaso, signos de alerta en Campeche luego del caso de Oceanografía, que impacta de manera preferente a Ciudad del Carmen y sus Delfines.

Se estima, sí, que este año las asistencias a los estadios arrojen números muy positivos y pueda asumirse como un renovado aliento para la pelota de verano. Hoy más que nunca, al calor de sucesos que se dan en estadios de otros deportes, es necesario que se reafirme al beisbol como un deporte netamente familiar.

Un deporte, sí, ajeno a vándalos y desquiciados.

Cobertura. Una de las mejores noticias de la LMB para este año es la difusión de sus juegos vía televisión por internet. Se logró que puedan ser transmitidos los juegos como locales de 13 de sus 16 equipos, toda vez que tanto Tigres, Diablos como Sultanes tienen convenio de exclusividad con el sistema SKY.

Qué bueno que hayan decidido dar ese salto, siguiendo los pasos que diera previamente la LMP. Esa es la tendencia de nuestros días, es lo que viene cobrando fuerza inusitada y más vale no quedarse atrás.

A fuerza. Para no variar, de nueva cuenta ese esperpento conocido como Federación Mexicana de Beisbol aparece en escena con su ya tradicional batea de babas. Tocó a ahora al esbirro mayor del beodo que la dirige, su vicepresidente, hacer el 'papelón' de malo y la consecuencia ha sido que el programa Williamsport decidió retirarse del llamado beisbol 'federado'.

Es decir, les llenaron el bucho de piedritas y mejor cortaron por lo sano. El matrimonio por conveniencia no era lo conducente.

Y es que el 'achichincle' del "Chupitos", de nombre Enrique Mayorga, tomó por su cuenta una especie de vendetta que trae la federación con los dirigentes de la región seis del programa y tan inocente el tipo, decidió aplicar fórmulas de hostigamiento en contra de los niños peloteritos.

Que si lo suyo era comprobar que la Femebe es el gran cáncer del beisbol nacional, ahí una reiterada prueba de su estolidez vestida de soberbia y prepotencia.

Esto ya supera lo que LMB y LMB deben ver, más bien es como para que la Conade tome el asunto en sus manos y le ponga fin. La federación no es más que una mafia dominada por un personaje nefasto, incondicionales de 50 centavos y dirigentes estatales impuestos y, en consecuencia, serviles.

Una auténtica runfla de inútiles prepotentes.

Occidente. Que si lo de los Algodoneros de Guasave va a tener como destino final Guadalajara, más vale que la directiva que esté a cargo se encargue desde ahora de evitar a toda costa que se aparezcan en las gradas especímenes como los que se vieron el sábado en el futbol.

Que si la pregunta es cómo está la situación de los Algodoneros, digamos que anda en un 50-50. De repente estalla una situación que parece insostenible y en consecuencia, tal parece que lo más conducente es llevarse el equipo a otra parte.

Tiempo al tiempo.