Opinión

Sigue la contingencia

EL BESO DE JUDAS

Por  El Beso de Judas

Emergencia. Ante el acaparamiento de víveres que se ha detectado en medio de la emergencia sanitaria por el coronavirus, algunos centros comerciales de Mazatlán empezaron a racionar los productos de primera necesidad.

Intranquilidad. Quienes siguen en disputa por llevar una solución por el constante transitar de góndulas son los habitantes de la sindicatura de Aguaruto, pues señalan que es un caos que ocasionan el que a diario pasen este tipo de carros de carga pesada.

¡Bien! Te has suscrito a notificaciones

Configura y elige tus preferencias

El detalle. Muy atento ha estado el personal del sector de la salud con las revisiones a pasajeros que llegan de Estados Unidos en autobuses a centrales de Guamúchil, según lo dio a conocer el médico municipal, Édgar Neftalí Cruz, y con esto se busca evitar la propagación del coronavirus.

Puras broncas. En el Hospital Integral de Sinaloa de Leyva no solo están preocupados por estar listos para enfrentar brotes de coronavirus, sino también por la falta de medicamentos y especialistas, entre ellos cirujanos, pues cada que se necesita una operación, mandan a la gente a Guasave o Los Mochis.

Consecuencia. De a tiro que los lancheros turísticos de Topolobampo nomás se quedan “milando”, como el chinito. No se paran ni las moscas ahora que se está pidiendo no ir al malecón por el coronavirus. No cabe duda de que las consecuencias económicas le está pegando duro a toda la raza. ¡Zas!

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo