Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Sigue la mata dando

NUESTRA OPINIÓN GUAMÚCHIL

El tema de nunca acabar en Salvador Alvarado es el de los asentamientos irregulares, éste sigue en voga, pero administraciones vienen, administraciones van y ninguna hace algo por solucionarlo o darle una buena entrada para dejar las bases sentadas y que esto siga presentándose.

Pero la respuesta de por qué esto no se soluciona es muy sencilla, no hay un trabajo en equipo, así de fácil, una mano dura en Obras Públicas o en los departamentos para ir erradicando este problema.

Lo que es en verdad es inconcebible, es que la práctica de verder parcelas divididas en lotes siga siendo de interés para la ciudadanía que no repara en ver si los servicios puedan tardar años en llegar o bien si éstos jamás lo harán.

Durante años la misma problemática y las quejas han salido a flote, así como los vivales que se esfuerzan en timar a las personas deseosas de edificar un hogar, de tener un patrimonio, pero para el colmo muchos de esas personas se atreven a vender una y otra vez el mismo lote.

Por lo pronto es necesario que Obras Públicas y el Implan trabajen verdaderamente en equipo y comiencen a regulizar los asentamientos, verificar que ya no se salgan de la mancha urbana real, ver los límites que tiene la ciudad y sobre todo hacer supervisiones continuas en la periferia para que nadie se asiente en algún lugar donde los servicios no van a llegar o bien sea de mucho peligro.

El hecho de que esto siga ocurriendo es un costo muy elevado para los estados y municipios porque se establecen bases irregulares, predominando el desorden que a la larga trae muchos más problemas.

Además de las supervisiones será necesario que tanto los afectados en la adquisición de un terreno en conjunto con el Ayuntamiento hagan una campaña de concientización para ir frenando esto.