Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Sigue subiendo Los aumentos no paran y la raza cada vez está más fregada

EL BESO DE JUDAS

El quinto gasolinazo está cobrando factura y pegándole al bolsillo de todos, incluso a los empresarios, quienes ya sintieron el ajuste y ellos, para remediar sus broncas, aumentan los costos, terminando por ponerle la pata en el cuello a los que están al final de la cadena, la raza asalariada. Mariano Gómez Aguirre, presi de la Coparmex en Sinaloa, dice que estas broncas son porque Pemex no ha sido una entidad eficiente debido a su improductividad, lo cual no es nuevo.

Todos coludos o todos rabones. En el Ayuntamiento de Salvador Alvarado andan muy sácale punta, queriendo que los comerciantes que tengan acaparadas las banquetas, las dejen libres. Pero los regidores de la oposición le pusieron el dedo al regidor del PRI, Ciriaco Vargas, quien también le hace a la venta de mariscos y está haciendo uso de la vía pública. Cuestionaron que cómo quieren poner el ejemplo, si ellos como autoridad la están regando.

Les retienen la lana. Los trabajadores sindicalizados de la Junta Municipal de Agua Potable de Guasave andan bien encabritados con la gerencia del organismo, pues ya casi estamos a mediados del año y todavía les deben el aguinaldo y la caja de ahorros. Se ve en chino que este asunto se resuelva sin que le entre al quite el presi Armando Leyson con recursos pa' la paramunicipal.

¡Pa' su mecha! Militantes de Morena se manifestaron tranquilamente en una gasofa de la ciudad de Los Mochis, pa' dejar en claro su inconformidad sobre la reforma energética, pero, no contentos con eso, exhibieron los rostros de algunos políticos de la región, a quienes no bajaron de traidores a la patria por contribuir desde sus trincheras a la consolidación de dicha ley. Entre a los que les pusieron el dedo están el senador Salvador López Brito, Rolando Zubía, Miguel Ángel Camacho y Roque Chávez.

¿Y la ley, apá? Lo que aparentaba ser un municipio tranquilo, se ha convertido en un lugar donde impera la violencia. En los primeros meses de este año, el índice de muertes violentas se incrementó en la Ciudad Asilo, y ya superó al puerto de Mazatlán. Lo grave del caso es que los homicidios no solamente se presentan en la sierra, sino en la cabecera municipal. El alcalde Arturo Flores debe de pensar en una estrategia de seguridad para persuadir a los malandrines y garantizar la seguridad de los rosarenses.

Twitter: @Sirena_Cln [email protected]