Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Símbolo de agrarismo

HOY EN LA HISTORIA

Emiliano Zapata nació en la pequeña población de Anenecuilco, estado de Morelos, el 8 de abril de 1879. Hijo de Gabriel Zapata y de Cleófas, campesinos pobres de la región, desde pequeño tuvo la oportunidad de conocer los arduos problemas del campo, sobre todo cuando se incorporó como peón de varias haciendas de la región, ya que recibió escasa instrucción del único mentos que se preocupó por él, el profesor Emiliano Vara.

¿Cómo era físicamente Emiliano? Francisco Bulnes, en una obra publicada en Nueva York, lo describe: "Era medianamente robusto y moreno pálido, de cabello lacio y cejas pobladas, ojos café oscuro de mirada penetrante y tranquila, hermoso perfil de nariz recta, bigote poblado y sedoso; boca de labios algo delgados, sonrida amarga, barba corta y pómulos salientes. Sus ademanes eran tranquilis e inspiraban confianza. Casi siempre vestía pantalón negro ajustado con botonadura de plata y chaquetilla corta del mismo color, camisa de pronunciado color lavanda y en el cuello un largo paliacate de seda azul; además, un inmenso sombrero de paja cubría su cabeza y lucía dos anillos de oro en la mano izquierda".

El 10 de marzo de 1911 salió de Villa de Ayala para lanzarse a la Revolución, junto con otros setenta y dos campesinos, llevando como principio la recuperación de la tierra para sus indios. Legendaria fue su historia en los campos revolucionarios, hasta su muerte, ordenada por Venustiano Carranza, el 10 de abril de 1919 en la hacienda de Chinameca.

Se le considera el hombre más honesto de la revolución. Jamás robó ni mató por ambición.

[email protected] historianews.com.mx