Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Simulacro en la elección de la Auditoría Superior

PUNTO DE VISTA

El simulacro. Conocimientos y experiencia para ser electo como auditor superior del Estado a Antonio Vega Gaxiola no le faltan; ese no es su problema, el tema es como el Congreso del Estado repite la crónica de una elección simulada, convocando a profesionistas con alta experiencia para que se inscribiesen y legitimaran un proceso de selección cuyo resultado se sabía de antemano. Desde el inicio del proceso se decía que Toño Vega se había registrado para ser electo titular de la auditoria superior bajo el acuerdo previo de que él iba a quedar, y con el aval de quienes mandan en Sinaloa. Para que hacer tanto circo por el Congreso del Estado, con comparecencias y una supuesta revisión de los currículos de los propuestos, si ni las formas guardan, y si al final se impone la "sospechosa unanimidad", apenas rota por el voto solitario del diputado Miguel Ángel Camacho Sánchez. Parafraseando a Jesús Reyes Heroles, ex dirigente nacional del PRI, hay que decir que la ausencia de debates y de disensos es sospechosa, además que los congresistas votan y deciden, pero no convencen, ni ocultan sus engaños.

¿Y la autonomía? El otro punto importante es que tanta autonomía se garantiza de la auditoria superior con un proceso viciado y con una elección concertada de antemano?. Al menos de la revisión de las cuantas y del ejercicio del presupuesto del poder legislativo no hay que esperar mucho, ni una revisión escrupulosa del uso de los dineros públicos. El auditor recién designado le debe el favor a los diputados y diputadas, y a los coordinadores parlamentarios, de tal forma que tratará de corresponderles no mostrando "uñas ni dientes" en la revisión de su gasto público. Lo mismo sucederá con el ejercicio de los dineros por el gobierno del estado, porque una elección tan "planchada" como fue la de Toño Vega, no es posible sin el consenso y cabildeo a su favor del titular del ejecutivo, de tal manera que tampoco se puede esperar una revisión estricta, ni mucha transparencia en el uso de los dineros del ejecutivo estatal. Si acaso, y eso si no hubiese negociación política de por medio, la auditoria superior hará mayor revisión de las cuentas publicas de ciertos municipios y de algunos organismos autónomos. Insistimos, el problema no es la inexperiencia del recién electo auditor superior, el problema es que ni su trayectoria, ni el proceso de designación con el que fue favorecido, abonan a favor de su autonomía y de un ejercicio estricto y transparente de los recursos públicos en Sinaloa.

En la víspera del 2015. Con tanto acelerado para la elección del 2016 se ha restado importancia para el proceso electivo de legisladores en el 2015. Por ley los partidos deberán postular cincuenta por ciento de mujeres, y he ahí el dilema, hay muchas y muchos apuntados, pero no alcanzaran los espacios. Tan solo en el gobierno de Malova hay como cinco alborotados, y en el PRI según dicen sólo le darán dos espacios, a lo mejor terminan de candidatos, pero con el resto de los partidos. Ya se verá.

[email protected]