Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Sin apoyo la acuicultura

GUASAVE

La vulnerabilidad de la larva con la que se reproduce el camarón de granja está obligando a los acuicultores a recurrir a nuevas estrategias para proteger la actividad que constituye una importante fuente económica para la región norte de Sinaloa.

En las últimas temporadas la producción acuícola ha resentido graves daños por efectos de la concurrencia de plagas y enfermedades que son muy difíciles de controlar dado el medio ambiente en el que se desarrolla.

Diezmados los empresarios que en esta zona representan una importante opción de fuentes de trabajo y derrama económica en beneficio de diversos sectores, empiezan a establecer medidas con tecnología de punta para disminuir los altos riesgos de contaminación.

De hecho, los acuicultores están utilizando métodos similares a los que se aplican en la agricultura, como es el caso de la instalación de invernaderos para prever en el supuesto de ataque de plagas, la infestación de los estanques.

Reducir los espacios de reproducción y protegerlos mediante sectorizaciones es un procedimiento al que se está recurriendo para evitar, si no las enfermedades en el producto, sí al menos la propagación en los anchurosos estanques que normalmente se utilizan para la siembra de larvas.

En otra arista de los problemas que para el sector acuícola parecen no tener fin, es el hecho de que carecen de apoyos de gobierno que faciliten el crecimiento de la industria que a duras penas camina, pese a la importancia que tiene para la economía.

En la zona norte y particularmente Guasave, la acuicultura representa una fuente generadora de empleos, amén de los efectos multiplicadores que tiene sobre otros sectores igualmente importantes.

Por el momento, los empresarios acuícolas no obstante que su actividad es generadora de derramas económicas, deberá "rascarse con sus propias uñas" para resolver sus problemas de contaminación.

Al sector oficial parece no importarle que una actividad de tal envergadura esté en riesgo.