Opinión

Sin el mismo ambiente, Dorados debe ganar

Por: Sergio Mariscal

La noche de hoy ya no se verá el mismo ambiente que se vivió el pasado martes con la presencia del América en el estadio del Coloso del Humaya, pero de todas formas, y con los aficionados que asistan hoy, los Dorados tienen la obligación de imponerse a los Potros UAEM en lo que será su primer partido oficial en casa en el Torneo Apertura de la Liga de Ascenso.

El Gran Pez en su presentación como visitante empató 1-1 con los Toros del Celaya, pero la semana anterior los Indios de Ciudad Juárez le dieron un repaso para vencerlos con un amplio marcador de 3-0.

La actuación de los Dorados en dicho duelo dejó muchas dudas, sobre todo en el aspecto ofensivo, pues prácticamente no generaron más de cinco llegadas de peligro sobre el marco de los juarenses.

Por lo tanto, los pupilos del profe Paco Ramírez tienen que mostrar otra cara la noche de hoy ante unos Potros que seguramente vendrán a replegar filas y buscar hacerle daño al local en base a contragolpes.

Enchilados. Así andan los árbitros que sancionan en el torneo de verano de la categoría Grand Máster que preside Juan Manuel Rivera Peregrina, pues resulta que el directivo no les pagó el servicio de la primera jornada bajo el argumento de que los delegados no habían abonado nada.

Para nuestro gusto se trata de una falta de seriedad de su parte porque si él es el responsable del circuito también debe dar la cara y cumplir con el pago a los nazarenos. La otra medida es que no iniciara el certamen hasta que la tesorería recibiera fondos de parte de los representantes de clubes.

Esta tarde ya se juega la segunda jornada y los silbantes sí cumplirán con su labor y a ver si para la próxima semana la directiva les cubre completo el pago y no les sale con que solo les va a abonar.

Seguramente a varios, y sobre todo a los involucrados, no les va a gustar este comentario y le echarán pestes a los árbitros; sin embargo, ellos también deben ponerse en sus zapatos o bien que se animen a pitar un partido con este clima que persiste y reciban varias mentadas de madre, para que al final no les den ni para los refrescos ni para los camiones.

Valiosa labor. Una vez más los paramédicos que tiene a su servicio la Liga de la Careada de los Jueves cumplen con una efectiva y muy valiosa función, al atender de manera inmediata y efectiva a Jorge Luna, jugador del equipo Papas Wong, quien sufrió una insolación tras concluir el choque que sostuvieron ante Doña Lupe. 

Los jóvenes Miguel Alvarado y Kareli acudieron de volada al llamado de socorro que requería el Chino Luna y estuvieron con él hasta que se le normalizó su presión y se sintió bien. Y qué bueno que este circuito sigue invirtiendo en este rubro del cuidado de los jugadores. También queda confirmado lo valioso que es el trabajo de estos muchachos, jornada tras jornada.