Opinión

Sin reparar en las consecuencias

Por  Opinión Los Mochis

El Ayuntamiento de Ahome amenazó con mandar al Buró de Crédito a los fincatenientes que tienen adeudo por el pago del Impuesto Predial Urbano.

La directora de Cobranzas, Onisa Juárez, hizo el anuncio este fin de semana en momentos en que se está cobrando ese impuesto con algunas facilidades.

Más allá de sus intenciones, una de ellas crear el terror entre los ciudadanos para obtener más ingresos, Juárez no reparó en los efectos, los que son desfavorables.

De entrada, los abogados criticaron esa medida porque consideran que es ilegal.

El Ayuntamiento no tiene esa facultad. En la ley tiene mecanismos legales para ajustar a los deudores que debe de usarlos. Nadie se los refuta, pero apartarse de ellos mueve a que el gobierno municipal solo quiera afectar a los ciudadanos como venganza porque no les aportan dinero.

La intención es recaudar más para que el alcalde Guillermo “Billy” Chapman se vanaglorie de que recaudan más que otras administraciones, utilizar eso en forma política.

Sin embargo, muchos ven que quieren dinero a como sea, pero para sostener sus privilegios y derrocharlos.

En un año la voracidad de este gobierno ha quedado demostrada. De cumplir con su advertencia, es seguro que los funcionarios se verán envueltos en problemas legales. Por si les faltaba. 

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo