Opinión

Síndica de Ahome no logró que votaran contra Pável Castro

EL INGENIO

Por  El Ingenio

El Cabildo ratificó a Pável Castro como titular del Órgano Interno de Control.(EL DEBATE)

El Cabildo ratificó a Pável Castro como titular del Órgano Interno de Control. | EL DEBATE

Ingenuidad. Dicen que la síndica procuradora Angelina Valenzuela Benites no logró que el Cabildo rechazara la intención del alcalde Guillermo “Billy” Chapman de que Pável Castro Félix siguiera otro periodo porque su desespero y su interés político la hizo perder la perspectiva. Al final hizo lo que debería haber hecho al inicio: un día antes de la sesión buscó a la presidenta del PRI, Dulce María Ruiz, para pedir su intervención con el fin de que mínimo un voto de los regidores de su partido fuera en contra. Valenzuela Benites pecó de ingenuidad. Ella ya había acusado a los priistas de designar en forma ilegal a Castro Félix como titular del Órgano Interno de Control ¡en el 2017!, a lo que ya le llovíó. Y para acabarla de amolar, la líder del PRI en ese entonces era regidora y participó en la votación. ¿Cómo creía que iba a tener su apoyo? Si ella ya había acusado a los priistas de violar la ley, estos ya no se tentaron el corazón para volverlo a hacer, aunque ellos digan que no con una interpretación a modo del artículo 67 de la Ley de Gobierno Municipal. Sin embargo, Valenzuela tiene lo suyo que puede fortalecerla con la demanda para echar abajo esa decisión. El problema es que el juicio va a tardar, y mucho.

Costo político. Aunque algunos avalen a los priistas en la votación para que Castro Félix siga como titular del OIC porque la síndica procuradora no les dejó otro camino, otros dicen que sea por lo que sea estos van a tener un costo político por proyectar la imagen de estar aliados con el alcalde Chapman, quien perdió desde el arranque de su gobierno el apoyo de la mayoría de los ahomenses. Nadie está viendo bien que la líder priista declare en contra de Chapman, pero a la hora de la verdad le aprueban todo. Ella ya trae una estrategia de control de daños que no convence a nadie. Su discurso en el caso de Castro Félix en el sentido de que están con el pueblo, no con Chapman, es para caerse para atrás. Lo que hacen en la calle, llevando apoyos, se esfuma con lo que hacen en la mesa. Algunos señalan que solo están simulando y que el respaldo que le están dando a Chapman les va a salir caro en las próximas elecciones.

Igualito. Dicen que otro simulador es el comisionado nacional del Partido del Trabajo en Sinaloa, Leobardo Alcántara. Desde los primeros escándalos de Chapman lo desconoció. Incluso, cuando lograron que Chapman destituyera a Andrés Estrada Orozco como secretario del Ayuntamiento se comprometió a tomar el poder en el municipio para recomponer las cosas con el fin de que su partido no pague los platos rotos. Sin embargo, eso salió puro cuento. En lugar de que los regidores de su partido sean contrapeso del alcalde Chapman para que no viole la ley, le avalan y le festejan todo lo que hace, así sea en contra de los intereses de los ahomenses y trasgrediendo las leyes. Y de paso arrastran a Morena, aunque la mayoría de estos rechace a Chapman.

Cambio. De a peso se pusieron las cosas en el Valle del Carrizo por el cambio de presidente de la Junta de Sanidad Vegetal, Daniel Cervantes. Hay dos gallos que se disputan esa posición: Víctor García y Luis Alonso Ruiz. El primero apoyado por los cenecistas y el segundo por los morenistas. De los dos bandos, algunos andan volados porque ya se hacen en el cargo. ¿De qué cuero saldrán más correas?

Lazos. El director del Conalep, Melchor Angulo Castro, sorprendió a muchos en esta región agrícola. Y es que llevó 25 tinacos como apoyo a las comunidades cercanas al plantel en el ejido Chihuahuita. Es decir, empezó a tener lazos directos con la gente de las comunidades.

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y entérate de todo