Opinión

Sindicatos

Por  ROMPEOLAS .

Sindicatos. Además del cambio del partido en el Gobierno federal, las nuevas políticas gubernamentales (como la eliminación y creación de programas de apoyo a la población), la cuarta transformación nos ha traído la conformación de nuevas organizaciones sindicales que competirán con las ya existentes desde hace décadas, y que son conformadas por priistas, las cuales buscan debilitar y quitarles integrantes. Los morenistas han conformado organizaciones para los trabajadores y obreros, personal de la salud en el Seguro Social, y campesino; lo que tiene asustados a los priistas, quienes buscan desacreditarlas por medio de campañas de descrédito a través de las redes sociales.

Catem. Una de estas organizaciones afines a Morena, pero sin ser afiliadas al partido político del presidente Andrés Manuel López Obrador, es la Confederación Autónoma de Trabajadores y Empleados de México (Catem), dirigida en el país por el senador morenista, Pedro Haces Barba, quien ayer estuvo en Culiacán para encabezar el séptimo Congreso Estatal Ordinario y tomarle protesta al Comité Ejecutivo Estatal, que está a cargo de Armando Heráldez Machado. El evento sirvió para mostrar el músculo político y la capacidad de convocatoria del Catem en Sinaloa y de su secretario general, que abarrotaron un salón de eventos del sector Tres Ríos de Culiacán. Presentaron a las organizaciones sindicales locales que se sumaron a la Confederación, lo que ha causado mucho ruido y preocupación en la Confederación de Trabajadores de México y en el Partido Revolucionario Institucional, a quienes les han cantado un tiro directo. Hasta el momento se han sumado 30 sindicatos, alianzas, uniones, asociaciones civiles y más de 200 cooperativas. Entre los invitados estuvieron Imelda Castro, Rubén Rocha Moya, Gómer Monárrez Lara (PRI), Serapio Vargas, Héctor Melesio Cuen Ojeda, los diputados locales Karla Montero (PES), Fernando Mascareño (Morena) y Roxana Rubio (PAN); y el delegado de Profeco, Miguel Ángel Murillo.

En el IMSS. La conformación de nuevos sindicatos también llegó al Instituto Mexicano del Seguro Social, y ayer se instaló el Comité Seccional de Sinaloa y se tomó protesta al Comité Directivo, dirigido por Marisol Valenzuela Sánchez. El Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores del Seguro Social (SNDTSS) también es afín a Morena, pero tampoco es un organismo afiliado. Se conformó en el país porque están en contra del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS), del que señalan que ha dejado de defenderlos y de corrupción, así como seguir con sus procesos antidemocráticos para tener el control de la organización. Luego de rendir protesta, Valenzuela Sánchez hizo un llamado para que se afilien y se unan a luchar y defender los derechos de los trabajadores que buscan justicia laboral. Y esto es producto de la cuarta transformación.

Reafiliación. Y en la casa de enfrente, en el Partido Revolucionario Institucional, se ha iniciado campaña de refrendo y afiliación en todo el estado, y ayer acudió a la sede del Comité Directivo Estatal el gobernador Quirino Ordaz Coppel, quien aseguró que siempre ha sido priista, y decidió acudía a refrendar su militancia porque es un hombre agradecido, ya que el PRI lo hizo gobernador, porque lo postuló como su candidato y le brindó todo el apoyo para ganar la elección. La presencia del mandatario estatal en la sede del PRI se ha dado muy pocas veces desde que asumió la gubernatura, y ayer logró una gran convocatoria de priistas y muchos exdiputados locales, como Aarón Rivas Loaiza, Maru Medina, Irma Moreno, Evelio Plata. El mensaje del priismo que le mandan a los sinaloenses es que, a pesar de la derrota electoral del año pasado, el partido sigue vivo y fuerte. Jesús Valdés Palazuelos, dirigente estatal del PRI, calificó como un hecho histórico que un gobernador acuda al partido como un militante más a refrendar su militancia, que le permitirá contar con su nueva credencial partidista. El reto es afiliar a todos los que votaron por el PRI en las pasadas elecciones presidenciales, que fueron más de 400 mil.