Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Solo un aviso

GUASAVE
Avatar del

Por: Francisco Castro

El aumento en el caudal del río Sinaloa producto de las copiosas lluvias rumbo a la sierra y parte del valle de Guasave son solo una primera llamada de alerta para que las autoridades, del orden que sea, agilicen el proyecto técnico que permita bajar los ocho millones de pesos que la Conagua tiene listos para el desazolve, pues mientras la instancia federal como el municipio dedican más tiempo a las declaraciones que a los hechos, cientos de familias que habitan en zonas bajas viven con el "Jesús" en la boca cada que el cielo descarga fuertes cantidades de agua.

Este fin de semana, por ejemplo, las precipitaciones fueron copiosas en la región de Sinaloa municipio, desde la cuenca de la presa hacia abajo y gran parte del valle de Guasave, incluso algunos reportes apuntaban lluvias de hasta 80 milímetros en algunas regiones como Llano Grande, donde los arroyos aumentaron su caudal y descargaron en el río Sinaloa, cantidades de agua que amenazaron con taponear el paso de vehículos por los puentes tipo vado ubicados en sindicaturas como Bamoa y Tamazula, incluso a la altura de la ciudad se notó el aforo.

Por fortuna estos arrastres del río 'Petatlán' no representaron mayor problema para las familias ubicadas en zonas bajas de ambas márgenes, incluso así lo confirmó con anticipación el titular de Protección Civil, a quien por cierto se le ha visto 'lento' en la valoración de algunos riesgos y en la implementación de acciones que pudieran marcar diferencia.

Ciertamente el municipio no ha enfrentado ningún riesgo fuerte por lluvias, más allá de las inundaciones en algunos sectores de la ciudad o comunidades como el barrio Las Ranas, en Estación Bamoa, en donde han actuado las autoridades con acciones paliativas pero no con soluciones de fondo, lo que pone a pensar en la capacidad de respuesta en un momento dado de amenaza real, o en el peor de los casos, de impacto de algún fenómeno meteorológico.