Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Son rumores, pero...

GUASAVE

Guasave.- El nombre del empresario José Menchaca, activista por la libre del PRI, empieza a surgir con la misma o mayor fuerza que los del resto de aspirantes, en la lista de los prospectos a dirigir el Comité Municipal, entre los que se cuentan Víctor Espinoza, Feliciano Valle y Carlos Chávez.

Aun cuando no hay una fecha definida para el relevo de Diana Armenta, en círculos políticos de alto nivel se habla de que van a la alza en la escala de la competencia, las posibilidades de que el ex líder de Canacintra "haga la chica".

Pero como decimos son rumores que van y vienen, quizá desatados con interés de parte, sin que los cotilleos signifiquen la merma absoluta de las pretensiones de las otras figuras que también traen buenos arreadores.

El nombre de Pepe dentro de la contienda no es nada nuevo; incluso él manifestó abiertamente su intención de participar en la puja, no sin arrancar en algunos segmentos del priismo tradicional un dejo de incredulidad. Lo que "cala" es que su probabilidad de casi cero, hoy cuando se acerca la hora, brinque para colocarse al nivel de quienes se consideran "caballones".

De repente desde los círculos del poder estatal, entendido este como el real, no el priista, y que mucha injerencia tienen en los "enjuagues" políticos de todos los partidos, filtran la especie que Menchaca sería el sucesor, a lo mejor con ánimo de medir reacciones en los grupos más conspicuos del tricolor.

Pero más allá, desde los andamios del CEN se cuela la información de que gente sinaloense pertrechada en Los Pinos que presume de influencia política, avalado desde luego por el diputado federal Heriberto Galindo, estarían a un "tris" de conseguir el "Vobo" para encumbrar a quien desean.

Se rumora con mucha insistencia que el cabildeo a favor del guamuchilense es para bajar linealmente la instrucción al respecto sin mayores discusiones al Comité Directivo Estatal, que a su vez lo haría al municipal, no en balde está de regreso en el poder, el PRI de siempre.

Entonces, atenidos a esas versiones a las que se conceden ciertos grados de credibilidad por el estalaje de los personajes que lo apoyan, también se reconoce que el aludido no es poseedor de un currículum sólido dentro de la política, lo que de alguna manera sería un handicap en contra y provoca que al conjuro de su nombre los ortodoxos frunzan el ceño y todo lo demás que estén en condiciones de fruncir.

La ventaja que corre a favor del empresario es no tener sentido de pertenencia con ninguno de las corrientes locales y es precisamente de lo que se trata en un hipotético acuerdo de los del centro, con el tercer piso. Menchaca camina por otra cuerda que es la del diputado Heriberto Galindo quien abriga la esperanza de ser candidato a la gubernatura.

Además hay que admitir que en materia de operación política que en su momento se necesitará de cara a las elecciones intermedias, el de las grúas, nada tiene que hacer frente a Feliciano Valle por ejemplo a quien empuja no sólo su consuegro Aarón Irízar, sino el diputado local Óscar Valdez vía Luis Vega, secretario de finanzas del CENdel PRI.

Pero bueno, al caer el día, es lo de menos, porque si se da en ese sentido la decisión, la magia del PRI alcanza para establecer consensos que harían del hombre, el dirigente idóneo.

Digo yo, porque finalmente en Guasave quién se podría oponer y armar una revolución para desafiar la eventualidad de una decisión perpendicular desde el D.F. Es pregunta. Si hay alguien, por favor que levante la mano que no se ve.