Ahora puedes personalizar la edición que más se ajusta a tus preferencias.

Nuevo
Opinión

Sondea Durandco ir a la BMV

Por: Darío Celis Estrada

La actividad petrolera va ser clave en el próximo sexenio, de ahí que firmas nacionales y extranjeras estén atentas a los anuncios y posibles cambios constitucionales que pudiera promover el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Por lo pronto su equipo económico, esto es Carlos Urzúa designado próximo secretario de Hacienda, y Rocío Nahle nominada secretaria de Energía, junto con Octavio Romero, que como ayer le informé, se perfila para dirigir Pemex, trabajan en un plan para incrementar la producción petrolera.

En este sector una firma que ha destacado es Grupo Industrial Durandco, fundado por los hermanos Juan y Alfredo Reynoso Durand hace ya 20 años bajo el nombre de Impresub. Se dedica a la inspección submarina, dragado de tuberías y limpieza de plataformas.

Al paso de dos décadas al servicio de compañías mexicanas y transnacionales se consolidó como una gran holding de la que descuelgan varias filiales especializadas en diferentes actividades, desde tecnológicas hasta comerciales, pasando por finanzas que emplean a más de mil 200 personas.

Durandco agrupa a diversas empresas que abastecen y proveen servicios de la más alta calidad en el negocio de hidrocarburos, como la naviera Blue Marine Oil & Gas, líder en el segmento de embarcaciones y servicios integrales especializados para procesar petróleo y gas costa afuera.

Asimismo, ofrecen servicios de embarcaciones de gran tecnología y equipamiento en etapas tempranas de producción, cuando aún no existe una infraestructura de ductos y no se han concluido las pruebas del pozo; o bien para maximizar la producción de crudo en pozos maduros.

Al grupo se suman empresas como BM Shipping, enfocada al transporte marítimo multimodal y distintos servicios especializados para la industria de energía en México y el extranjero; otra es Subsea 7 México, firma que ofrece servicios petroleros en el sector de aguas profundas.

Por último considere a Subtec, que lleva a cabo estudios geofísicos y geotécnicos, batimétricos y oceanográficos en 2D y 3D de alta resolución para localizar yacimientos.

A finales de junio el presidente de Durandco, Juan Reynoso, se reunió con directivos de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), que comanda Jaime Ruiz Sacristán, a quienes informó que su empresa ha venido alineándose a los requerimientos para colocarse en el mercado.

La firma cumple ya aspectos de gobierno corporativo, transparencia, relación con inversionistas, derechos de accionistas y estabilidad financiera, rubros que le abrirían en el muy corto plazo la puerta a una capitalización en los mercados bursátiles.

MÁRQUEZ ARRIESGA
Las primeras declaraciones de Graciela Márquez sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) en el Financial Times hace unos días, causaron desazón en el equipo negociador privado, representado por Moisés Kalach, y de la Secretaría de Economía, que encabeza Ildefonso Guajardo. La próxima titular de esa dependencia en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se aventuró a manifestar opiniones personales que pudieran comprometer la estrategia negociadora de México. Señaló que es posible llegar a un acuerdo comercial en octubre y cree que un “TLC ligero”, o hasta un acuerdo bilateral, sería mejor que no llegar a un pacto. Incluso, cree que el presidente Donald Trump podría “vender” el acuerdo a sus partidarios como señal de que el nuevo líder fuerte de México cedió a su voluntad. A pesar del estancamiento en asuntos polémicos, como reglas de origen para el sector automotor, resolución de controversias y la cláusula Sunset, Márquez se muestra optimista. Sin embargo, reconoció que no tiene la experiencia y por eso seleccionó a Jesús Seade, exsubdirector de la Organización Mundial del Comercio, para unirse a las negociaciones que realizan los gobiernos de Enrique Peña Nieto, Justin Trudeau de Canadá y Trump. Tiene la idea de cambiar lo que piensa el mandatario norteamericano sobre el déficit comercial del país vecino con México, pues al contrario: aquéllos tienen un superávit con México. Y “si se termina el TLC, el déficit de ellos con China se va a profundizar, por lo que su problema es China”. Afirmó que México espera aprender de China y obtener inversiones de esa nación, pues el gobierno de López Obrador planea aumentar la inversión en proyectos de infraestructura. Guajardo va a tener que traer con freno de mano a Márquez y educarla para que entienda que una cosa es la academia y otra muy diferente la negociación con la nación más importante.

VETO AL ISSSTE
La nominación de Germán Martínez para dirigir el IMSS levantó la ceja en más de un proveedor de ese organismo. La noticia no cayó mal en la ANDIS, dirigida por Héctor González y que agrupa a los 16 principales distribuidores de medicamentos. Y es que se preguntan si la administración de Andrés Manuel López Obrador continuará con la misma rigidez las bases de la compra consolidada de insumos y medicinas, esto es, obligándolos a surtir a a dependencias morosas como el ISSSTE, que dirige Florentino Castro, y entidades como el Estado de México, que gobierna Alfredo del Mazo Maza. Este gremio ya está solicitando precisamente al IMSS que los veten en la próxima licitación que arranca en octubre, pues arrastran deudas que ya rondan los tres mil millones de pesos.