Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

¡Sorpresa, sorpresa! Coincidencias da la vida, tanta gente, tantos contadores... y coincidir

EL BESO DE JUDAS

Dicen que el que busca encuentra, y algo así le pasó a la raza del Congreso, específicamente a la Comisión de Fiscalización, porque de la terna tan nutrida y pública, según ellos, da la casualidad que los meros gallos de la convocatoria ya meneaban la cuchara en hervores del propio Congreso y el nuevo auditor, Antonio Vega, es de los que más jugo le sacó a este rollo. Lo malo de todo esto es que dan de qué hablar y la bronca es que está en duda si la convocatoria fue, es o será tan transparente como la presumen.

A ver qué pasa. Los regis ya andan guachando lo de la construcción del nuevo Palacio Municipal de Ahome, así que, durante la sesión de cabildo, se propuso que podría ser edificado junto al Centro de Usos Múltiples, que también está en etapa de construcción en un terreno de 17 hectáreas. Según ellos, pa' facilitarle a la raza acudir a un solo lugar a hacer su trámites, estatales y municipales, pues eso de andar gastando pa'l camión, y encima desembolsar una feria por el cobro del trámite, nomás no es bonito.

Hasta no ver, no creer. Por muchos años el actual presi de Angostura, José Ángel El Pitón Castro, y Sergio García han estado agarrados del chongo, y el módulo 74-I, bien gracias, perdiéndose, mientras ellos andan tramados. Ahora dicen que el problema se está arreglando y todo saldrá bien. Ojalá que pase eso, porque los productores son los que más pierden, mientras ellos no den su brazo a torcer. Sólo falta ver cuál es la realidad de fondo.

Hueso peleado. Francisco Urías, presi de la Red Mayor en Guasave, ya se apuntó pa' dirigir al Comité Campesino 8, donde aún atiende José Luis Favela. Lo curioso es que mientras ya se pelean el hueso, los compas en las comunidades no tienen líderes pa' defender el precio del maíz.

Que falta un lanón. En Escuinapa ya se hicieron las cuentas entorno a los resultados que arrojaron las tradicionales Fiestas del Mar de las Cabras, y sucede que hay un deudón de 316 mil pesos. La auditoría fue hecha por Contraloría Municipal y tuvo cuatro observaciones, por no comprobar algunas cosas. Se habla de un posible desvío de dinero por parte del tesorero, la cosa está que arde. Carolina Urrea, contralora municipal, dice que entre los malos movimientos en las fiestas está el referente a que no se encontró factura alguna que respalde la compra de material usado en la limpieza de la zona de playa.

Twitter: @Sirena_Cln [email protected]