Opinión

Sospechoso robo

GUASAVE
Avatar del

Por: René Figueroa

El presunto robo de equipo y de material con información de la oficina del síndico procurador es un hecho que abona a la sospecha pues muchos de estos datos tienen que ver con exfuncionarios que ya fueron denunciados ante el ministerio público por malos manejos en la anterior administración.

El sospechoso robo ocurre días después de que en el Congreso se aprobaran las cuentas públicas del último semestre del 2013 y de la suspensión de las cuentas de la Junta Municipal de Agua Potable, donde se señalaron desvíos millonarios.

Si bien el síndico procurador Juan Luis De Anda fue precavido en sus declaraciones al dejar en manos de la Policía Ministerial el esclarecimiento del robo, el funcionario está obligado por su investidura a exigir a la Procuraduría que se investigue a fondo.

Hasta el momento son seis exfuncionarios con amonestaciones, en los que no se ha dado una resolución sobre si hay elementos para consignar un delito.

Las denuncias han tenido más un efecto mediático por su implicación política que propiamente legal, pero ante todos los señalamientos y observaciones los ciudadanos esperan que la autoridad aplique sanciones.

El Ayuntamiento debe extremar también la alerta en cuanto a la seguridad de este tipo de documentos, más si se toma en cuenta que son varias las dependencias que tuvieron observaciones ante la Auditoría Superior del Estado.

Otro aspecto que se pone en evidencia es que ante la falta de una vigilancia policiaca más eficiente, ni el propio gobierno se escapa, lo que manda una mala señal pues si se atreven a robar a la autoridad, qué es lo que puede esperar el ciudadano.