Selecciona tu región
Opinión

Sostenibilidad

PARALELO 0°

  • Paralelo 0°

Por Esteban Zazueta Ibarra

-

La capacidad de construir una sociedad sostenible comienza cuando sus individuos reconocen que, así como él vino a ser feliz, su prójimo también. Que aún con significados individuales, la felicidad puede ser duradera. ¿Cómo saber si la estamos construyendo? 

Una sociedad para ser sostenible, requiere dotar a sus individuos con igualdad de oportunidades de acceso a los mejores servicios de salud, educación y seguridad que les permita buscar su felicidad desde una plataforma común. 

La solidez de la plataforma se deteriora cuando cambia la calidad de los servicios y su acceso se segmenta según el poder adquisitivo. Lo anterior genera brechas en la igualdad de oportunidades.

Estas brechas se pueden medir por el indicador GINI. En las últimas 3 décadas, para poder empatar con los países con el mejor GINI, como los nórdicos y Canadá; México debió haber disminuido 50 % el valor de su GINI. Lo disminuyó 14 % solamente. 

La disminución del tamaño de la familia y el ingreso de la mujer al mercado laboral son dos efectos por conservar la igualdad de oportunidades que facilitan comprender mejor el valor del GINI. 

En 1990 el tamaño de la familia promediaba 5 miembros: papá, mamá y 3 hijos, con 1.4 perceptores (miembros que aportan ingresos). Hoy en día, el tamaño del hogar promedia 3.6 miembros: papá, mamá y 1 o 2 hijos, con 2.3 perceptores. 

El aumento de la economía informal y de la migración a EUA son efectos específicos de quien busca mejores oportunidades en el segmento que ingresa el salario mínimo. Tras 25 años de perder poder adquisitivo el salario mínimo, en los últimos 5 años recuperó el 96 % de su valor. 
 
Resumiendo, los efectos en el tamaño de la familia, el ingreso de la mujer al mercado laboral, hijos con trabajos parciales, el aumento de la economía informal y la migración, han retardado el avance de México hacia una sociedad sostenible. 

Asimismo, nos advierten de un futuro con una juventud formada con menos tiempo de su familia y de ciudadanos con menos tiempo para fomentar nuestra ya escasa participación ciudadana. 

Leer más: A medio siglo de Avándaro: expresión de las juventudes

Construir desde la raíz sociedades sostenibles seguirá siendo un reto mayúsculo mientras no vinculemos que nuestra felicidad como individuos esté indeleblemente ligada a la sostenibilidad de nuestra sociedad. 

Agarren viada. 

Síguenos en

Temas

  • Paralelo 0°