Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

0 0

Sugerencias por si el turismo religioso no es lo suyo

A DOS DE TRES

Ignorando los comentarios mordaces del resto del equipo de A DOS DE TRES, los del departamento de Vida y Estilo se preparan para pasar esta Semana Santa en la ciudad. Hace un momento, cuando los de Estudios Económicos les preguntaron socarronamente si no saldrán a algún destino turístico porque carecen de suficiente presupuesto, sin inmutarse respondieron: "si bien el dinero es por demás necesario, savoir-vivre (saber vivir) es más una cuestión de actitud", y acto seguido comenzaron a señalar la cantidad de opciones que hay para esta Semana Mayor. "Miren –expresaron con tono docto-, para empezar se supone que estos son días de guardar, de reflexionar, que para muchos de nosotros se reduce a ver en la televisión Los Diez Mandamientos, El mártir del calvario, Quo Vadis o alguna otra película acorde a la Semana Santa; pero cada vez son más las comunidades de las iglesias que se organizan para representar el Viacrucis, durante la mañana del Viernes Santo. A lo mejor la religión no es lo suyo, pero vale la pena asomarse a ver esas manifestaciones de fe". Para entonces todos los de A DOS DE TRES nos habíamos acercado a los de Vida y Estilo, quienes sabiéndose con la atención total continuaban: "En estos días, afuera de las iglesias se ponen artesanos que ofrecen en venta cantidad de objetos elaborados con palma; figuras de Vírgenes, Santos, crucifijos, cálices, rosarios y muchas más realizadas exclusivamente con palma trenzada, trabajos muy destacables que se pueden apreciar como se aprecia una exposición, y si alguno les agrada se sorprenderán de lo accesible del precio".

"Ahora que si el turismo religioso no es lo suyo, bien pueden tomar alguno de los paseos que ofrece el tranvía local a Tacuichamona, El Conchal –donde por cierto se saborea un marisco que más fresco, imposible- o Imala. Por un precio accesible se quitan del pendiente de ir lidiando con el tráfico y su única preocupación durante el viaje será llegar a tiempo al punto de salida, que suele ser a un costado de la Catedral. El tranvía también ofrece diariamente paseos por la ciudad. A lo mejor estos pueden ser los días para redescubrir el lugar donde uno vive, viéndolo sin los ojos de la prisa de lo cotidiano", proponen.

"También pueden darse una vuelta en el túnel del tiempo visitando el Parque Constitución, y decimos que es el túnel del tiempo porque no conocemos a ningún local que en cuanto lo cruza no llegue a su mente el recuerdo de las aventuras que ahí vivió de niño. Todavía hay quienes presumen sus hazañas en patines, en los trampolines de la alberca y, más aún, quienes hurgan entre los bambúes a ver si queda alguna de las iniciales que grabaron. En el parque está también el zoológico –continúan- en donde pueden darle de comer a la jirafa que es súperamigable y tiene un apetito insaciable. Cuesta diez pesos el vasito con zanahorias rebanadas para alimentarla, y ¡por faaavooor!, no traten de darle de comer bolsas de plástico, ¡no sean ordinarios!", recalcan muy airados los de Vida y Estilo de A DOS DE TRES.

"Igual pueden visitar Las Riberas y la Isla de Orabá, mira que cuan pocas ciudades pueden presumir que tienen una isla na-tu-ra-li-ta en pleno centro de la ciudad. En el parque Las Riberas habrá espectáculos de títeres, danza y música, gratis y ¡qué es más barato que gratis! También está la opción de quedarse apertrechado en su casa practicando el dolce far niente (dulce hacer nada), disfrutando su mundo".

Pues gracias a los de Vida y Estilo por sus sugerencias y a Usted por leer estas líneas y con ello hacer que esto valga la pena. Comentarios, sugerencias, invitaciones, mentadas y hasta felicitaciones, por favor en [email protected] En Twitter en @MarisaPineda. Anímese a leer un libro, y mientras, que tenga una semana r e l a j a d a.