Conéctate a El Debate

O conéctate con...

Usuarios registrados

Cancelar

Super Mario Hoskins

SURREALISMO CRUDO

Siempre ha de gustarnos al menos una de esas películas que han hecho a sus realizadores conocer la amargura y el arrepentimiento. La mía es la adaptación (es un decir) cinematográfica de Super Mario Bros. que salió en 1993, una cinta tan dañina que en Internet se comenta que los chamanes vudú la cuelgan alrededor de sus cuellos para interceptar maldiciones. La llegada al cine del Mickey Mouse de los videojuegos no pudo haber sido más desafortunada, con una película que perdió millones de dólares en taquilla y quedó para la posteridad como uno de los peores churros que alguien ha tenido las agallas de filmar. Pero a mí me gustó. De niño fui a rentarla una y otra vez, porque no me cansaba de ver la manera en que el entorno colorido y alegre del Super Mario Bros. de las consolas era sustituido por un escenario futurista y oscuro, un supuesto universo alterno dominado por dinosaurios humanoides con sus nefastas consecuencias, y donde Yoshi deja de ser una mascota adorable para convertirse en un reptil asqueroso. Para mí era entretenimiento del bueno ver a Bob Hoskins encarnar a este Mario "de la vida real" para rescatar una vez más a la princesa Daisy (aquí era Daisy) de las garras del siniestro Koopa, el villanazo interpetado por un Dennis Hopper que posteriormente declaró que trabajar en esa película fue una pesadilla. Lo cual ya es bastante decir, para alguien que sobrevivió a 20 años de sicodelia dura. Y no sólo Hopper, también John Leguizamo, el actor que la hizo de Luigi, dedicó un capítulo entero de su biografía al hecho de haber participado en esta odiada cinta. Por su parte, Bob Hoskins dio una declaración al respecto que no puedo poner aquí porque ya sabemos cómo son los periódicos con eso de las palabras altisonantes. El pasado 29 de abril falleció Hoskins a los 71 años, dejando un legado de personajes entrañables como el inspector Valiant en ¿Quién engañó a Roger Rabbit? (1988), y Smee, el ayudante del capitán Garfio en Hook (1991). Como pasa con los buenos actores, de repente habemos quienes los disfrutamos en sus peores trabajos.

@eljavierangulo